Si no cuentas con mucho tiempo y quieres preparar algo rápido, delicioso y súper económico, el frijol kabax es una excelente opción para consentir el paladar y los estómagos de tu familia. La palabra kabax, k´aabax proviene del maya cuyo significado es “comida sin condimento”. Estos frijoles negros sancochados simples y sin nada de condimentos, es uno de los platillos caseros de la gastronomía de Yucatán, en su preparación solamente se le agrega una ramita de epazote y un poco de sal para su cocción.

Este alimento es indispensable en la dieta del yucateco por el alto y rico contenido de vitaminas, fibra y proteínas. Con base en referencias históricas de la colonia, los mayas cocinaban los frijoles en piedras calientes por ser el método más fácil para cocinarlos, posteriormente se les agregaba sal. Los mayas no conocían las tortillas de maíz, con el tiempo las adoptaron a su alimentación ya que provenía de la zona céntrica. En un principio, los frijoles de olla se comían con aderezos de aguacate y con el tiempo se integraron las “pimes”, tortillas de maíz gruesas hechas a mano y asadas en un comal. De igual manera, los mayas no sabían de la existencia del chile habanero, cuando conocieron este picante lo empezaron a usar para condimentar sus comidas. En su lugar y antes de su aparición entre las comunidades, los indígenas comían chiles verdes como los chauás y los mashitos.

  • Los acompañantes del frijol kabax

Se le puede agregar otros ingredientes al frijol kabax para sazonarlo, por ejemplo, ponerle cebolla morada al momento de cocinarse. Estos frijolitos son cocinados en olla y en algunas ocasiones en leña. Al servirse en un plato, generalmente se le añade rábano y cilantro, picado, un poco de jugo de limón verde o lima agria, y en un recipiente aparte, se sirve chiltomate, tortillas torteadas a manos y su respectivo chile habanero o salsas derivadas de este picante como el kut. Por tradición de familias yucatecas, se pude comer acompañado de arroz blanco. Otro acompañante que se pude mencionar y no por eso el menos importante, es la chicharra. Se degusta junto al frijol kabax a manera de taco, se agarra una tortilla y encima de ésta, se le pone el cuerito y la carne del antojito yucateco con repollo, tomate, rábano, cebolla y chile habanero picado.

  • Del frijol kabax se puede preparar frijol colado

Además de los nutrientes del frijol kabax, se le puede sacar un mayor provecho al “hacer yach” los granos (ya´ach, vocablo maya que significa mastrujar o exprimir algo con las manos hasta disolverse) o bien, verterlos en una licuadora y licuarlos para obtener un caldo,  luego se “cuela” en un colador para retirar el xix (restos o residuos) de los frijoles para solamente tener el caldito y freírlo en una sartén para que quede en una consistencia líquida y un poco espesa. Entre más se caliente el caldito durante los próximos días, más espeso quedará el frijol colado. El nombre de estos frijoles fritos colados en maya es “Tsaaj Bi Bu’ul”, conformado por los vocablos “Tsaaj” (tsaats) cuyo significado es manteca o freír; y “Bu´ul” que significa frijol, por lo que su traducción al español seria “los frijoles freídos o fritos en manteca”.

¿Con qué otros ingredientes comes el frijol kabax?, ¿Cuál te gusta más, el frijol kabax o el frijol colado?