Yucatán se caracteriza por tener bellísimas playas con sus aguas cristalinas y refrescantes. Aprovecha de apreciar los atardeceres en las siguientes playas.

  • Chelem: Puerto donde sus habitantes se dedican a la pesca, muy cercana a la ciudad blanca de Mérida en el poniente de Progreso. Disfruta de las calles pintorescas y visualiza al sol en la tarde mientras estás sentado sobre la suave arena. Si quieres más aventura, da un paseo por la ría y descubre el ojo de agua junto con varias aves y especies en los manglares.

  • San Crisanto: Lugar pesquero, considerada una de las playas más hermosas de la costa yucateca. En los alrededores de San Crisanto se encuentran los sitios naturales como el cenote Dzonot-Tzik (cenote bravo). Una de las maravillas de la playa es que en las tardes el mar se retira hasta 100 metros, creando un espacio único para ver los atardeceres y acampar. Se sitúa a 50 kilómetros de Progreso sobre la carretera que te llevará a los poblados de Telchac y Uaymitún por si decides visitarlos en otra ocasión.

  • Telchac Puerto: Como en los anteriores puertos mencionados, también se dedican a la pesca. A pesar de ser pequeño, reina la tranquilidad, perfecta para escaparte y tomarte unos días de descanso. Sus aguas calmadas y arena blanca es una perfecta combinación con los atardeceres. Visita Telchac Puerto en este verano para que veas las aves migratorias arribando.

  • Uaymitún: Ubicada en una franja pequeña de la costa de Yucatán, pasa un espléndido fin de semana relajante. Acuéstate en la arena y sumérgete en el mar azul. En la tarde presencia como el sol invade al agua creando una maravillosa vista. Si eres aventurero, no te puedes perder la ría para ver a los distinguidos flamingos rosas.

  • Celestún: Hablando de flamingos, Celestún es el santuario de estas aves rosadas en México. Sus sitios ecoturísticos como la Reserva de la Biosfera, es hogar de diversos reptiles, mamíferos y aves. La arena tiene tonalidades beige que contrastan con el color de las aguas cuando el atardecer abraza a esta playa. En algunos puntos, el mar tiene tonalidades azul obscuro.

  • Dzilam Bravo: Hasta el final de la carretera Tizimín-Dzidzantún, llegas a la paradisíaca playa de Dzilam Bravo, de los más bellos en el estado. Escápate al cenote de Elepetén, a los ojos y bocas de agua que se unen el mar con el río. Cuenta con áreas de anidación para varias especies de aves.

  • Sisal: Su nombre se debe a la producción del oro verde, el henequén. La playa de Sisal es tranquila para descansar bajo los rayos del sol cuando atardece. Las pocas olas hacen que dar un paseo en lancha o nadar sea una gran experiencia. Al igual que en Uaymitún y Celestún, los flamingos hacen acto de presencia en la entrada de la Reserva Estatal el Palmar colindando con Celestún.

  • Chicxulub Puerto: Si practicas deportes acuáticos como el buceo, windsurf (suf de vela) o quieres comenzar a practicarlos, Chicxulub Puerto es el lugar ideal. Pasa el atardecer en el puente en compañía de esa persona especial. Según dice la historia, hace 65 millones de años cayó un gigantesco meteorito, terminando con la vida de los dinosaurios y para recordar ese acontecimiento, está la estela localizada en el centro del cráter del poblado.

¿Cuál es tu atardecer favorito?