¿Qué son los calabazos? Son recipientes o cantimploras naturales que sirven para conservar la frescura de las bebidas, ya sea agua o pozole con coco. Los campesinos los utilizan cuando se dirigen a sus milpas para que mantener frescos los líquidos que llevan.

Del maya “chúuj (calabazo), para obtener un ejemplar de éstos, se baja un calabazo de la mata del mismo nombre para extraer las semillas, realizar un orificio en la parte superior y dejarlo secar en el sol para que endurezca. Son parecidas a las jícaras (leek), tiene el mismo proceso de endurecimiento. Este “botellón” cuando se seca por completo, se le rodea de hilos decorativos para que el milpero pueda colgárselo en su torso a manera de un morralito y en el hueco que se le realizó, se cubre con un tapón de madera o con un pedazo de elote seco.

Los calabazos son una excelente opción para ayudar al medio ambiente, sustituye a las botellas de plástico además de que preservan la temperatura del agua, manteniéndola fresca a pesar de los rayos del sol. Una sola mata suele dar entre 15 a 20 calabazos en temporada.

Aparte de los calabazos y jícaras, existen los tortilleros de leek. Su función también es conservar la temperatura, en este caso de mantener calientes las tortillas. Si quieres tener un calabazo, en el mercado Lucas de Gálvez encontrarás varios de distintos tamaños y colores.