La avenida Paseo de Montejo es llamada así haciendo remembranza al conquistador de Yucatán, Francisco de Montejo. Es considerada como una de las avenidas más importantes de la ciudad. En el recorrido se encuentran las casonas, construcciones que pertenecen a la historia de la ciudad, todas ubicadas sobre Paseo de Montejo, pero con diferentes cruzamientos de esquinas.

Casas Gemelas (1911): Ubicadas en la calle 45, como bien lo dice su nombre son casas similares construidas a principios del siglo XX con características del estilo francés. Una de las casas albergó a distinguidos huéspedes, como al príncipe Rainiero III, a la actriz Grace Kelly y a Jacqueline Onassis, esposa de John F. Kennedy.

Son propiedad de la familia Cámara, iniciado por los hermanos Ernesto y Camilo quienes solicitaron y trajeron los planos desde Francia. Su arquitectura es “sui generis” en el estado, producto del auge del oro verde, el henequén, que permitió a la familia edificar las casas. A pesar de que se llaman las casas gemelas, no son idénticas. Sus ventanas y balcones están decorados con finos acabados de herrería, las paredes tienen bellos altorrelieves destellando sus magníficos acabados.

 

Palacio Cantón (1911): Situada en la calle 43, sus instalaciones albergan el Museo Regional de Antropología e Historia con interesantes objetos mayas. El palacio fue edificado por el arquitecto Italiano Enrico Deserti, también constructor del Teatro Peón Contreras.  Se construyó entre 1904 y 1911. Se llama así porque fue construido para que fuera la casa del general Francisco Cantón Rosado, Gobernador de Yucatán en aquellos entonces.

El dueño la habitó hasta en 1917 tras su muerte. La heredaron sus familiares y posteriormente vendida al gobierno de Yucatán en 1932. Ha tenido varios usos, primero fue la Escuela Hidalgo y después la Escuela Estatal de Bellas Artes. En 1966, el gobierno del estado y el INAH llegaron a un convenio permitiendo que el inmueble se convirtiera en el Museo Regional de Antropología e Historia que hasta la fecha sigue funcionando. El museo está abierto de martes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs.

 

El Minaret (1908): Se encuentra entre las calles 35 y 37. La edificó el Dr. Álvaro Medina Ayora en 1908 durante el porfiriato, tiene un alto mirador de influencia morisca y con un estilo de arquitectura neoclásica. El hermano de Álvaro, el Ing. Miguel Medina Ayora quien fungía como Director de Obras Públicas del Estado, dirigió la construcción de la obra.

La residencia está desplantada del piso permitiendo espacio para el sótano, conforme al estilo francés porque esta práctica era comúnmente utilizada para evitar inundaciones dentro de la casona. En 1971, los herederos del Dr. Medina la remozaron completamente manteniendo los decorados de yeso en los plafones interiores. Hasta la fecha se conservan los sanitarios de porcelana y la escalera en forma de espiral que lleva al mirador. Actualmente se realizan fiestas y eventos con reservación en la casona.

 

Casa Peón de Regil (1905): Se ubica entre la calle 35. Es de las construcciones con mayor importancia en la avenida. Fue edificada por orden de Pedro Regil Cámara, hacendado y empresario del henequén en aquellas épocas. Los especialistas concuerdan que es el segundo inmueble importante construida en Paseo de Montejo. La arquitectura es de estilo neoclásico, su fachada es de piedra labrada con columnas, balaustradas, molduras y vanos con detalles helénicos y de orden jónico, dórico y de algunos detalles de pebeteros, escudos o guirnaldas. Fue propiedad de la familia Peón de Regil hasta 1980.

Hoy en día es sede de las oficinas de un grupo financiero, propiedad del Ing. Carlos Slim Helú.

 

Quinta Montes Molina (1902): Se sitúa entre las calles 33 y 35. Su diseño es neoclásico, aunado a sus interiores que están bellamente decorados y amueblados al estilo de finales del siglo XIX. La mansión perteneció al empresario Avelino Montes Linaje. Su construcción finalizó en 1909, representa la época del porfiriato y el gran auge de la industria henequenera en Yucatán. Conserva muebles de diferentes épocas, y en la casa hay detalles que permiten conocer las costumbres de las familias acomodadas de abolengo de Mérida a principios del siglo XX.

Tiene un museo y se puede visitar con cita previa porque la casa organiza diversos eventos privados.

¡Tienes que conocerlas todas!