Celestún proviene del maya y significa “Piedra pintada”. Desde el año de 1979 fue declarada oficialmente como refugio faunístico.

Tiene una gran diversidad de fauna y flora, con la presencia de patos que emigran desde Canadá y que arriban entre diciembre a marzo en la reserva ecológica El Palmar.

En la ría habitan aproximadamente 234 especies de mamíferos entre los que destacan son el jaguar, el tigrillo, el ocelote, y el mono araña, animales considerados en peligro de extinción.

Es el hogar de los flamingos (flamencos). Su característico color rosado en sus plumas se debe gracias a los minerales y a la concentración de caroteno que hay en el agua. Se consideran que son los flamingos más rosados de todo el mundo.

Se comenta que Celestún en tiempos prehispánicos, más que un asentamiento fue un lugar de abastecimiento de productos marinos que perteneció a la provincia de Ah-Canul.