Se entiende por costumbre al hábito adquirido por una o varias personas que consiste en repetir una actividad en varias ocasiones de manera individual o colectiva. En Yucatán se practican ciertas costumbres que hasta la fecha se siguen realizando y los que no nacieron en el Estado, las adoptan en su vida cotidiana. ¿Sabes cuáles son las costumbres yucatecas?

  • Salir a tomar el fresco

Es bien sabido que el calor predomina en un 99% del año, cuando llueve por tiempos prolongados se agradece porque mitiga un poco las temperaturas calurosas. En las tardes-noches, las personas mayores salen en la puerta de su casa, colocan una silla y se sientan para “tomar el fresco”, platicar y pasar un agradable rato con los vecinos.

  • Patear la pared acostado en una hamaca

Es una de las costumbres que realiza el yucateco y que a veces no se da cuenta. Por el calor es casi imposible estar acostado en una cama y no sudar, por lo que la hamaca el ideal para acostarse y para refrescarse más, se patea la pared para que la hamaca se mueva de un lado a otro.

  • Poner periódico bajo la hamaca

En las escasas temporadas de frío, se coloca periódico debajo de la hamaca para que la “heladez” que emana del piso no provoque resfriados. Eso sí, apenas bajan las temperaturas, todo los yucatecos se “congelan” mientras que los turistas nacionales y extranjeros acostumbrados al verdadero frío, para ellos será apenas una brisa agradable.

  • Hablar con modismos mayas y combinarlas con el español

Muchos dicen que los yucatecos hablan casi otro idioma por los modismos. Es bastante normal escuchar a un yucateco decir palabras como “Fo” (exclamación de asco), “né” (palabra para referirse a alguien con cariño), “suncho” (manera de decirle al malvavisco en Yucatán), entre muchas otras palabras.

  • Dar la tanda

Refiriéndonos todavía en el habla, el yucateco en vez de decir que quiere beber un par de cervezas, le dirá a su conocido que si “vas a dar tu tanda” o “tomar 2 como la gente” para calmar la sed provocada por el intenso calor. Si estás de visita, con decir esas frases enseguida te entenderán y estarás disfrutando de una cerveza bien helada.

  • Comer charritos con jamón, queso y chiles jalapeños

A quien no le gusta comer una deliciosa botanita durante el fin de semana. Entre las botanas yucatecas que destacan son kibis, codzitos, polcanes y piedras, por mencionar algunos. Los charritos con jamón, queso y chiles jalapeños son un manjar que calmara el hambre acompañado de un vaso de refresco con hielo.

  • Domingo de cochinita y lechón

El domingo es sagrado para los yucatecos, en ese día se come la deliciosa cochinita o lechón al horno, ya sea en tortas y tacos. 

  • Comer chile habanero

Yucateco que se respeta, come chile habanero. Considerado como el picante más picoso de México, en las comidas yucatecas es usual ver un par de habaneros o preparados en diversas salsas picantes.

  • Refresco con limón para aliviar el choknak

Cuidado con abusar del picante, sino en una de esas tu estomago sufrirá del famoso “choknak” (dolor de estómago). Un remedio casero yucateco es exprimir un limón en un vaso de refresco para aliviar los malestares en la panza.

  • Romper la piñata… ¡con las manos!

Sin dudarlo, la costumbre que más llama la atención de los que no son de Yucatán. Niño yucateco que se respeta, rompe la piñata con las manos y para que tenga más fuerza, se coloca una bolsita en el puño donde posteriormente guardara sus dulces.

  • Platillo de fiesta de cumpleaños

El platillo de fiesta yucateca infantil consiste de: gelatina, ensalada con galletas, arrolladitos, sandwichón, espagueti, conito dulce rellena de carne molida, la rebanada de pastel y el más importante, un tamal embarrado del merengue del pastel.

  • Esperar a alguien en la Catedral

Por alguna extraña razón, la Catedral es el punto favorito de encuentro de los yucatecos. ¿Por qué? No se sabe a ciencia cierta, es como si al nacer, el yucateco ya tuviera un chip implantado y por instinto ya sabe dónde verse con sus amigos para cuando salgan.

  • ¡Bajuuuuuuuux!

Normalmente, al querer saber el precio de algún un producto preguntamos “¿Cuánto cuesta?”. En Yucatán tenemos nuestra manera de realizar dicha pregunta, simplemente con decir “bajux” es más que suficiente. ¡Inténtalo!

  • Lavar en batea

En los municipios todavía se mantiene esta costumbre de las abuelas y mamás yucatecas de lavar la ropa en la batea con fab (manera de decirle detergente).

  • Reparar la chancla reventada con un alambre

No hay nada peor que estar caminando en la calle y que… ¡se te reviente la chancla! Para repararla momentáneamente, en la zona afectada se traspasa un alambre mientras te compras otro par.

 ¿Qué otra costumbre yucateca puedes mencionar?