Este sitio se ha convertido en todo un recorridopopular, debido a la peculiar forma de visitar los cenotes a bordo de un truck. El recorrido a través de la selva consta de 3 cenotes subterráneos y se realiza a bordo del truck como transporte; en cada cenote se permiten 30 minutos para nadar y el recorrido total dura 3 hr.

  • Cenote Chelentún. Es el primer cenote del recorrido; el acceso es fácil con escaleras de madera tipo rústico que descienden alrededor de 20 metros entre plantas y árboles; el agua es de color azul intenso muy clara y este es el único que tiene una parte baja. La bóveda del cenote es de tipo túnel y al final es donde es más profundo.

 

  • Cenote Chacsinicché. El segundo cenote en el recorrido de tipo cántaro, aunque con el tiempo es probable que se convierta en el tipo de paredes verticales, ya que las raíces de los árboles aumentarán en tamaño y número sobre su frágil bóveda y la romperán. Tiene unas cómodas escaleras de madera que bajan alrededor de 20 metros y llegan al nivel del agua; impresiona el color azul índigo del agua, así como su transparencia.

 

  • Cenote Bolonchojol. El último cenote y el de más difícil acceso; para entrar se descienden mediante unas escalares de madera y totalmente verticales unos 15 metros, dándole un toque extremo; su bóveda completa, solo permite el paso de los rayos del sol por pequeños hoyos, haciendo que el agua tome colores desde azul turquesa hasta verde esmeralda, dándole una hermosa y mística vista. Este cenote está catalogado como uno de los más bonitos de Yucatán.