El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre uno de esas representaciones podemos mencionar al Eb (Eb´) que significa hierba o césped, pero otro significado según el antiguo maya yucateco es “camino” (Be’E, bej, beel). Con base en la astrología maya, se le considera como un signo que simboliza el camino elegido para tener un viaje espiritual a través de una especie de escalera celestial que apunta hacia el cielo, conocida como “el camino de la vida”. Este glifo representa al color amarillo y su punto cardinal es el sur. De acuerdo al calendario maya Tzolkin, es el doceavo de dicho sistema de días.

De igual manera, este horóscopo representa la lluvia, el crecimiento de las plantas y la fortaleza necesaria para emprender el viaje llamado vida desde el momento en que se nace hasta la muerte. Es el mentor para mostrar el camino adecuado si la persona abandona el sendero, el Eb lo regresará a la vía. Además de ser considerado como el patrono de los comerciantes, simboliza al respeto y al amor. Según la creencia maya del Eb, invita a que respetes y ames a los semejantes, basándose en la ideología de no dañar a nadie ni hagas lo que no quieres que te hagan.

Los nacidos en el decimosegundo día del calendario Tzolkin son personas amigables, amorosas, respetuosas, estables y habilidosas para entablar una conversación. Adicionalmente, muestran generosidad y vocación por el trabajo. Cuando empiezan con un proyecto laboral, trabajarán arduamente para lograr sus objetivos. Gracias a su honestidad y buen temperamento, emiten excelentes consejos con tal de regresar a la gente en el buen camino. Sin embargo, a veces la inseguridad prevalece en su ser, ocasionando que les sea difícil tomar decisiones en momentos claves al cambiar de opinión con frecuencia.

Este símbolo al ser igual protector de los mercaderes, los antiguos mayas le pedían que protegieran los cultivos sembrados en los campos. En el día Eb, los antepasados oraban a los seres supremos para que tuvieran buenas cosechas para posteriormente consumirlas. Entre sus oraciones, igualmente solicitaban que cuidaran a sus seres queridos. Cabe destacar que no solamente era un día para pedir, sino agradecían por todo lo que obtenían durante su trayecto.

Las enseñanzas que transmite el Eb son la de tener consciencia de las posibles consecuencias de las acciones que se cometen, y que no pasemos desapercibidas las cosas que en ocasiones no les prestamos atención para que el camino que se crea no se prolongue y se torne complicado cuando surjan obstáculos. Los individuos son los responsables en crear su propio destino.