Muy pronto estarás visitando y disfrutando de los hermosos sitios de Yucatán. ¡Te vamos a esperar! Y de nueva cuenta te diremos ¡Bienvenido y EXPLORE Yucatán! Mientras tanto, ve planificando tu itinerario con los lugares mágicos y bellos de las tierras yucatecas. Entre esos hermosísimos lugares, apunta en tu lista a X´cambó (Xcambó).

Su nombre significa “cocodrilo celestial” o “Lugar donde se realizan los truques”. Esta zona arqueológica situado a 15 minutos del poblado de Dzemul, es un yacimiento arqueológico considerado como uno de los más importantes de la costa norte yucateca por su extensión.

Los pobladores prehispánicos de Xcambó se asentaron en el Petén más amplio de la región, tenían abastecimiento de agua y de insumos para construir los edificios. Según con datos históricos, las construcciones del puerto se levantaron para que fuera un sitio dedicado al comercio durante el Período Clásico Temprano. Administraban mercancía marina y sal, incluso era el centro de captura de bienes locales, regionales y suprarregionales. La urbe precolombina en su momento fue un puerto de vital importancia para la actividad salinera y comercial de aquellos años, en especial en el Período Preclásico Tardío, tomando mayor fuerza en el Clásico Temprano. Se tiene conocimiento que tuvo influencia de otras ciudades mayas como “T’Hó” (Mérida) e Izamal. En ese tiempo, en X´cambó hicieron acto de presencia los caminos blancos (sacbés) cuya función era conectar a otras comunidades como Izamal, Misnay y Ucí.

Te quedarás sorprendido por su estilo arquitectónico que ha pasado por varias etapas, el que más predomina es del Clásico Temprano que se caracteriza por las pirámides escalonados, las fachadas con mascarones moldeados con estuco y pintados, la utilización de esquinas redondeadas y de bloques grandes de piedra en muros y escalinatas. Su arquitectura tiene similitudes con las edificaciones pertenecientes al Clásico Temprano del norte de Yucatán. A partir del Período Clásico Tardío, Xcambó comenzó a utilizar la técnica de construcción a base de bloques rectangulares burdos, losas planas labradas, toscas y colocadas juntas o unidas con argamasa. Tuvo que ser necesaria la aplicación de aplanados gruesos de estuco para esconder las imperfecciones de las paredes, cosa que se pudo concretar en el Período Posclásico.

X´cambó es un lugar que rinde honores y culto a la Virgen de la Asunción de manera anual (la tercera semana de mayo) en una capilla edificada encima de uno de los basamentos principales, ya que se dice que apareció ahí. Además, podrás apreciar el “Templo de la Cruz”, un basamento escalonado precisamente con una cruz en la parte superior, sin olvidar mencionar al “Templo de los Sacrificios” y los descubrimientos de ofrendas enterradas de objetos cerámicas foráneas como figuras femeninas de la Isla de Jaina y policromos de Guatemala. En el “Templo de los Mascarones” observarás 2 máscaras de estuco protegidas ante las inclemencias meteorológicas.

Te sentirás a gusto con las vistas naturales que ofrece las palmas y mangles, miles de turistas nacionales y extranjeros visitan esta antigua ciudad arqueológica, hasta la fecha se realiza la actividad de comercialización de la sal por su relativa cercanía con las costas.

  • EXPLORE las lagunas rosadas de las Salineras de Xtampú

Para tener un completo y espléndido viaje, a un par de kilómetros de Xcambó hay unas lagunas de color rosa administrado por la cooperativa “Meyah Ta´ab” de Xtampú. Estas charcas llenas de sal o mejor conocidas como “Salineras de Xtampú” son campos costeros dedicados al cultivo de dicho ingrediente de cocina. Se cree que los mayas que vivieron en X´cambó extraían la sal, ya en el siglo XX la industria salinera tuvo un repunte impresionante en el Estado. Prepara tu cámara fotográfica o celular para tomarte espectaculares fotos al tener de fondo las aguas rosadas y si tienes suerte, verás a los flamencos en su hábitat natural.

Es necesario que sepas que no se permite nadar en las lagunas por que podría quemarte la piel. No te olvides de ponerte bloqueador solar, usar ropa ligera de algodón, llevar botellas de agua y gorra para protegerte de los rayos solares. Si todavía tienes energía, puedes dirigirte a Telchac Puerto para refrescarte y comer deliciosos mariscos.