Como mencionamos anteriormente en la editorial de “El Escudo de Armas de Yucatán, emblema que engloba la historia del Estado” que durante los siglos XIX y gran parte del XX, el Escudo de Armas de Mérida se utilizó como símbolo estatal hasta que el 30 de noviembre de 1989 se adoptaría en aquel entonces el nuevo Escudo de Armas de Yucatán. En esta ocasión, te hablaremos del escudo de la ciudad que se utiliza de manera oficial para representar al Municipio y al Ayuntamiento de Mérida.

Antes de adentrarnos al tema, retrocedamos hacia el pasado colonial. Mérida que actualmente es la Capital del Estado, fue fundada el 6 de enero de 1542 por Francisco de Montejo “El Mozo” en los antiguos asentamientos y vestigios mayas de la antigua ciudad maya Ichcaanzihó (cinco cerros) o también conocida como T´Hó. Posteriormente tras verificar la fundación de lo que ahora conocemos como Mérida, Francisco de Montejo nombró a alcaldes ordinarios a Alfonso de Reynoso y a Gaspar Pacheco, éste último realizó la traza de la ciudad.

Con base en información del cronista Juan Francisco Peón Ancona (quien realizó el Escudo de Armas de Yucatán) y publicada en “Mérida en la Historia”, el origen del Escudo de Armas inició en 1543, un año después de haberse fundado la ciudad. Se envió la petición para que fuese otorgado el heráldico junto con la sugerencia de su diseño que originalmente iba a consistir de la siguiente manera:

“Un escudo de oro con cuatro torres y en medio una de homenaje. En cada torre y en la del homenaje, un estandarte colorado, armadas las torres sobre cuatro leones con sus cabezas afuera, en memoria de la conquista y población de esta tierra”

Felipe III y Felipe IV

Si se aprobaba la solicitud y la monarquía aceptaba el escudo de armas, significaba que le darían reconocimiento y autonomía municipal a Mérida. Sin embargo, la súplica fue denegada. Este tropiezo no reforzaba la alianza entre la monarquía y el municipio, debido que entre los siglos XIII y XV la importancia simbólica del Escudo de Armas era una especie de “premio” que otorgaba el Rey por los buenos servicios que los municipios le otorgaban.

A pesar de que Mérida era la sede del episcopado desde 1561 y de una gobernación desde 1565, las esperanzas del cabildo municipal no se cumplieron hasta el 30 de abril de 1605. En esa fecha, el Rey de España Don Felipe III concedió el título de “Muy Noble y muy Leal Ciudad de Mérida” en honor al nacimiento de su hijo primogénito, el Rey Felipe IV. No obstante, fue hasta el 18 de agosto de 1618 cuando el propio Felipe III concedería el Escudo de Armas tras firmar en el monasterio de San Lorenzo el Real, el esperado Real Privilegio de Armas de Mérida de Yucatán de las indias, en premio a su fidelidad y buenos servicios en los siguientes términos:

“He tenido por bien y por la presente hago merced a dicha Ciudad de Mérida, de la dicha Provincia de Yucatán, de que ahora, y de aquí en adelante haya y tenga por sus armas conocidas un escudo con un león rampante en campo verde y un castillo torreado en campo azul, según va aquí pintado tal como este…”.

  • ¿Cuáles son los símbolos del escudo?

El contorno del escudo es de estilo heráldico español, es decir, cuadrilongo con una base redondeada, dividido en 2 cuarteles iguales.

En el lado izquierdo luce un castillo de oro con 3 torrecillas almenadas en campo azur azul.

En el costado derecho se aprecia un león rampante en posición de ataque mostrando sus afiladas garras y con sus fauces abiertas que permiten que su lengua sobresalga en campo de sinople verde.

El escudo está timbrado con una corona real abierta de marques en la parte de arriba, mientras que abajo hay un listón donde se puede leer el lema que Felipe III previamente había concedido.

  • El obispo Crescencio Carrillo y Ancona rescató el escudo

Entre los siglos XVII y XIX, en una de las paredes de la extinta Ciudadela de San Benito estaba labrado el Escudo de Armas de Mérida que data del siglo XVII. Cuando se comenzó a demoler el inmueble en 1869, el Obispo Crescencio Carrillo y Ancona rescató el emblema que resguardó en su museo privado (luego llamado Museo Arqueológico de Mérida). Después en la década de 1960 se trasladó al Portal de Granos y finalmente se instaló en la escalinata interior del Palacio Municipal de Mérida en 1985 donde hasta estos días permanece.

Obispo Crescencio Carrillo y Ancona
  • Los escudos del Parque Zoológico del Centenario

Adicionalmente a lo que ya explicamos, en el Parque Zoológico del Centenario se aprecian 2 Escudos de Mérida labrados en las fachadas de los pórticos de la entrada principal, pero el que más llama la atención es el de la entrada sur porque le perteneció al rastro conocido como el “Matadero Viejo” durante la época colonial, lo que actualmente es la calle 66 x 67 Centro.  El rastro se demolió entre 1940 y 1941, aunque el pórtico se llevó al zoológico el 24 de enero de 1942 donde actualmente se encuentra.

En la parte superior posee el Escudo de la Ciudad labrado en 1720 durante el mandato del Gobernador y Capitán General D. Juan Joseph de Vertiz y Ontañón, de acuerdo a la inscripción de la placa que dice:

“Año del Señor, de 1720, cuando en España reinaba S.M. el Rey Don Felipe V y gobernaba la Península de Yucatán el Capitán Gral. Don Juan Joseph Vertiz y Ontañón”.