El barrio de San Juan se encuentra en la calle 62 y 64 entre los cruzamientos de las calles 67A y 69A. En 1700 la habitaba una población conformada por mestizos, criollos, pardos e indígenas. Hasta 1769 comenzaron los trabajos de construcción de la iglesia con el apoyo del Dr. Agustín Francisco de Echánove, la cual se construyó sobre una capilla del siglo XVII y se terminó de construir el 23 de junio de 1770 por la gente como acto de invocación a San Juan Bautista, pidiendo protección contra las 3 plagas de langostas afectaron los cultivos en 1552, 1616 y 1666, respectivamente.

A partir de esos momentos se convirtió en el centro de devoción con celebraciones y procesiones especiales para pedir y dar gracias al santo patrono, San Juan Bautista.

La iglesia fue la que le dio el nombre al barrio, tenía una plaza llena de polvo y un pozo de agua para abastecer a los pobladores. El corredor tiene influencia mudéjar, destacando dentro del conjunto que fue parte de un mesón público para los viajeros que existió detrás del templo, antecediendo a la sacristía y quizás la última evidencia de la capilla original.  En 1883 se conformó la plaza que también tiene el mismo nombre.

A inicios del siglo XIX, la iglesia cobijaba a los Sanjuanistas donde se reunían independistas yucatecos, quienes tuvieron un papel importante en la independencia de la capitanía general de Yucatán de la nación española, por lo que la edificación es parte fundamental en la historia de Yucatán. El grupo tenían aspiraciones a una mayor participación política, haciendo eco de las ideas de la ilustración francesa del siglo XVIII.

Corría el año de 1885, el gobernador de aquel entonces era el Gral. Octavio Rosado Reyes y se construye el parque que fue bautizada como la Plaza Velázquez haciendo honor al sacerdote independista, Vicente María Velázquez.

En el parque está la emblemática fuente, “La negrita” traída de París a principios del siglo XX. Es la representación de la diosa Venus agarrando un cántaro donde brota agua.

A un lado de la iglesia está la estatua de Benito Juárez, aunque antes en esa zona se usaba como plaza de toros que funcionó hasta 1910.

San Juan cuenta con un arco en la calle 64. Al igual que los demás arcos de la ciudad, se edificó aproximadamente en 1690 para limitar la ciudad como parte de un posible proyecto de fortificación, el cual nunca se logró concretar. El arco de San Juan es de grandes dimensiones, localizada en el antiguo camino real a Campeche. En el remate hay un nicho que alberga una pequeña escultura de San Juan Bautista. A un costado del arco se ubica una placa y se puede leer:

“Año 1798 este camino R. se debe a la persona asistencia, buen celo y prudente política con que el Gob. Cap. Gené Yne. D esa Pro. El Sr. D.  Lucas de Gálvez supo animar los estímulos generosos de un pueblo amante al común beneficio, propenso a la liberalidad, en cuyo noble recurso alló los fondos de su abertura y construcción”

Sobre la calle 67A está el sitio de taxis por si quieres visitar a los municipios de Muna y Ticul, más adelante sobre la misma calle está el sitio de combis de Oxkutzcab, y en la calle 62 están las combis para ir a Tekax y Akil.