Bautizada  como el patronato de España, Santiago Apóstol. Durante la colonia del barrio, fue habitado por personas de la región, sus viviendas eran chozas humildes. El pueblo tenia comunicación en la calle 59, en aquellos entonces conocida como el camino a Santiago. Aproximadamente en 1660, Mérida se estaba expandiendo hasta llegar a las colindancias del pueblo de Santiago Apóstol, empezando a ser habitado por españoles, generando que el barrio se convirtiera en un punto de encuentro de varias etnias.

El literato y obispo nacido en Izamal, Yucatán, Crescencio Carrillo Ancona (1837-1897), mencionó que la Iglesia de Santiago de Apóstol  es la más antigua y ahí se celebró la primera misa en Mérida. Se terminó de edificar en 1637, teniendo 2 reconstrucciones en 1893 y 1925, aunque durante el período de la “agitación Política”, fue saqueada en 1916. El templo es de una sola nave, construido con mampostería y sostenido por 14 columnas parecidas a las de la Catedral, con base y capitel dóricos que son el apoyo de los arcos que sostienen el techo. En las entradas laterales se encuentran escudos franciscanos, una cruz erguida sobre una calavera, y en la fachada de la entrada principal se pueden apreciar 2 esculturas de bulto en los marcos de piedras, dedicados al Cristo de la Transfiguración y a San Miguel Arcángel.

Según dice la historia y como dato cultural, en la Iglesia está enterrado el corazón de uno de los primeros Obispos de Yucatán, Fray Luis de Piña y Mazo, quien murió en 1795 como lo señala la lápida ubicada en el muro norte del presbiterio.

Dentro del barrio ubicado en la Calle 72 x 57 y 59, está el Mercado Santos Degollado, comercios y todos los martes en las noches se realiza las “Remembranzas Musicales”, donde vecinos y turistas se dan cita para recordar las canciones de la época. A un costado del parque sobre la calle 57, está el famoso Cine Rex que hasta la fecha funciona y en el otro lado en la Calle 59 está la Escuela Nicolás Bravo.