Las esquinas de la Ciudad Blanca tienen historia y una gran característica que tienen, es por ser conocidas mundialmente desde la época colonial. Hasta la fecha, algunas esquinas existen, se le daba un nombre en particular por algún suceso que haya pasado o por haberse encontrado un objeto. En esta segunda parte, te traemos otra lista  y te explicaremos el por qué de su respectivo nombre.

“El Elefante” (Calle 46 x 65 Centro)

La historia de la calle del Elefante es porque el dueño de la casa ubicada en esa esquina, instaló precisamente un elefante pero de metal en el techo de su hogar para darle estilo a su negocio. Dicha estatua aún existe y se puede ver hoy en día. Existen otras versiones, pero la más conocida es que dos hermanos se pelaban constantemente y uno en burla instaló el elefante dando a entender que su hermano era grande y gordo.

“El Iguano” (Calle 50 x 69 Centro)

El motivo de su nombre es por la casona que está a contra esquina del Parque de San Cristóbal. La casona se edificó a principios del siglo 18 d.c. ,  funcionaba como casa habitación. Joaquín García Rejón adquirió el inmueble y la adorno con un iguano tallado de madera, de ahí el nombramiento a la esquina, pero cuando la familia García Rejón abandonó la casa, se llevaron el iguano.

 “La Cúpula” (Calle 54 x 41 Centro)

La historia de la calle está descrita en una placa que se puede leer el siguiente texto:

“El nombre de esta esquina se debe a una gran cúpula que sobresale del techo de una casona situada en la Calle 54 que fue la caballeriza del Palacio Cantón, célebre edifico ubicado en el Paseo de Montejo que hoy alberga y es el Museo de Antropología e Historia. En el inmueble de la Calle 54 se puede observar un friso que sobresale la figura de un caballo en el relieve sobre el frontón. Construido al mismo tiempo que el palacete entre los años de 1904 y 1911, el edificio para los carros conserva su estructura y aspecto originales. La cúpula corresponde al salón de juegos del general Francisco Cantón Rosado (1833-1917) quien lo mandó instalar ahí por ser una de sus grandes aficiones”.

“El Pico de Orizaba” (Calle 54 x 43 Centro)

Antes en esta calle había una tienda de abarrotes hace muchos años pero ya no existe en la actualidad. Negocios cercanos aún tienen el nombre por orgullo a la esquina.