La arqueología en esta región ha tenido un papel fundamental en su historia. Durante el siglo XIX y XX, diversos exploradores y arqueólogos extranjeros llegaron a Yucatán para conocer las zonas arqueológicas que habían sido descubiertas en esos entonces, las cuales estaban repletas de maleza.

Impulsados por sus espíritus aventureros, se dedicaron a recorrerlas y a estudiarlas detalladamente para recabar información sobre los yacimientos, además de las tradiciones, costumbres, historia, lenguaje, entre otros.

Sus trabajos que publicarían luego de recorrer territorio yucateco consistían en ideas fantasiosas e hipótesis, apoyándose en muchas ocasiones de conocedores y estudiosos de las antiguas costumbres y antigüedades de los lugares que visitaron.

Sin embargo, hay un personaje cuyas aportaciones no son tan conocidas a comparación con la de sus homólogos, pero que tienen su debida importancia por ser de Fray Estanislao Carrillo, el Primer Arqueólogo Yucateco de la historia.

Busto de Fray Estanislao en Teabo Créditos: Chilam Balam

¿Quién es Fray Estanislao Carrillo?

Nacido el 7 de mayo de 1798 en Teabo, que en aquellos tiempos pertenecía al distrito de Tekax, se comenta que la casa ubicada a media cuadra al sur de la Plaza Principal fue el lugar donde vio la luz por primera vez.

Con base en apuntes biográficos, presuntamente era descendiente del andaluz, don Agustín Carrillo, uno de los primeros españoles que vivió en dicho poblado a mediados del siglo XVII, quien dejó descendencia cuyas familias viven hasta la fecha ahí.

Iglesia de Teabo

Estudió en el Colegio de San Francisco en Mérida, el cual se localizaba en la extinta ciudadela de San Benito, institución dirigida por la orden franciscana donde recibió su formación académica profesional antes de que ocurriera la secularización el 15 de enero de 1821 que ocasionó la clausura del Convento Mayor y de otros conventos franciscanos, por decreto de las autoridades españolas, orden que cumplió de manera estricta el del primer Gobernador de Yucatán independiente de 1821, el Capitán General  y Jefe Superior Político de la provincia de Yucatán, Juan María de Echeverri Manrique de Lara.

Tras lo ocurrido, solamente permaneció sin secularizar el convento de Mejorada y las parroquias de Calkiní y Ticul, conservadas por el obispo Estévez.

Ex Ciudadela de San Benito

El Primer Arqueólogo Yucateco

En 1823, se convirtió en sacerdote por órdenes del aquel entonces obispo de Yucatán, don Pedro Agustín Estévez y Ugarte. Por su parte, el obispo Crescencio Carrillo y Ancona en su libro “El Obispado de Yucatán” escrita a finales del siglo XIX, le otorgó la denominación del “Primer Arqueólogo Yucateco”.

Por permanecer fiel a su orden durante la secularización, Fray Estanislao Carrillo fue mandado al curato de Ticul. Posteriormente, se trasladaría a Dzitbalché, a la Parroquia de Halachó y finalmente a Calkiní, donde fue aprendido tras el estallido de la revolución de 1834, siendo llevado a Izamal.

Ex Ciudadela de San Benito

Debido a lo que estaba ocurriendo y por estar en peligro su vida, Estanislao terminó aborreciendo la política y se dedicó a tiempo completo a sus investigaciones, de acuerdo con Vicente Calero, amigo cercano de Estanislao y redactor del periódico literario “Registro Yucateco”.

Lo acontecido tal vez influyó en que decidiera solicitar su secularización, tal como lo señala un documento del Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Yucatán del año de 1836.

Ex Ciudadela de San Benito

A pesar de ello, todavía siguió permaneciendo como integrante de la orden, pues Stephens señaló que luego de la demolición del Convento de San Francisco y la separación de los católicos, sus allegados le proporcionaron diplomas y documentos requeridos para que se secularizara. Sin embargo, él no deseaba abandonar la sociedad en tiempos de desolación y angustia. De hecho, siempre portaba el sayal azul y el cordón de la orden francisana.

En 1836, regresó a Ticul para hacerse cargo del curato. Por su cercanía a las zonas arqueológicas de Kabah, Uxmal y Nohcacab (hoy Santa Elena), se interesó por la arqueología maya.

La próxima semana te compartiremos la segunda y última parte de la mini biografía del arqueólogo yucateco.

Fuente: Fray Estanislao y el enano de Uxmal, escritos del primer arqueólogo yucateco