Yucatán se caracteriza por tener una extensa gastronomía y de dulces típicos yucatecos. La naturaleza yucateca ofrece además de frutos que se pueden encontrar en los mercados de Mérida y en los municipios en esta temporada de junio.

  • Grosella: Es un frutito de color verde o amarillo. Su sabor es ácido como un limón. Se suele comer así tal cual o con chile en, sal y jugo de limón. A pesar de su acidez, es un oxidante y astringente rico en vitaminas A, C, minerales, potasio, calcio y hierro.

 

  • Huaya: De los frutos favoritos de los yucatecos, su sabor es agridulce, su textura es resbalosa por lo que hay que tener cuidado al disfrutar de las huayas. Para disfrutar del frutito, se les quita la cáscara, se ponen en un recipiente para agregarle jugo de limón, chile piquín en polvo y sal al gusto para “anolar” con mucho cuidado la huaya. Es rica en vitamina C y fue consumida por las comunidades mayas en la época precolombina.

 

  • Ciruela yucateca: Son frutos rojizos y verdes de sabor ácido o dulce. Pertenecen a la familia de las anacardiáceas del género spondias, que en lengua maya se les conoce como “Abal”. Se deben lavar muy bien antes de comerlas acompañado de chile en polvo o sal.

 

  • Nance: De color amarillento, es aromática y su sabor es delicado, de consistencia suave como la ciruela madura. Se preparan paletas, bolis o dulces en almíbar conservados en azúcar o alcohol. Contiene altos niveles de vitaminas C, K y E, fundamentales en el desarrollo de tejidos y de protección contra enfermedades. Aporta al cuerpo hierro, grasas, fósforo, ácido fólico y proteínas.

¿Cuál es tu favorita?