El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre uno de esas representaciones podemos mencionar al Ix que significa jaguar, también conocido como Ii’sh. Con base en la astrología maya, simboliza la energía del jaguar porque en la cultura maya se creía que este mamífero podía transformar las energías negativas en positivas. Este símbolo se relaciona con las fuerzas creativas del universo que emergen de los océanos y de las tierras, para que sean los hogares de los animales y de los humanos. Este glifo maya representa al color blanco y al punto cardinal norte. De acuerdo con el calendario maya Tzolkin, el ix es el catorceavo día de dicho sistema de días.

Los mayas creían que el décimo cuarto día era una señal profética, debido a que los que nacían en este día tendrían poderes de clarividencia inherentes en su ser, pues según sentían o intuían las energías de los demás que leían e interpretaban. Al ser un símbolo de transformación, tienden a cambiar y a disponer sus energías hacia sus semejantes, por lo que eran excelentes asesores o terapeutas.

Adicionalmente, los mayas antiguos los consideraban guerreros jaguares que fungían como espías astutos debido a que el jaguar puede ver a través de la penumbra de la oscuridad en absoluto silencio. Lo anterior descrito se refiere a la paciencia, seguridad y actitud de los individuos nacidos en el día Ix. Sus habilidades investigativas y planificadoras les brindaban inteligencia.

Incluso, poseían el espíritu del Ix que protege la magia en la Tierra al ser su custodio y a su vez gobernar las montañas y selvas. De igual manera, referencia al chamán secreto y nocturno, cuyos poderes invisibles lo ayudaban a que adquiera la silueta del jaguar, para viajar por el mundo que está debajo de nosotros. Su viaje alude a su metamorfosis y a la consciencia, o sea, devela los temores del subconsciente permitiendo que éstos tengan se transformasen. Los antepasados se referían a éste como mago blanco por transformar la percepción del tiempo.

Son personas consideradas apasionadas, valientes y fuertes. Cuentan con energías que les permite hacerle frente a cualquier situación que se les presente en su vida gracias a su imaginación y habilidad para actuar eficazmente en el momento, pero al mismo tiempo son reservadas. Evitan ser el centro de atención, prefieren pasar desapercibidos, aunque para ellos es de vital importancia relacionarse con la gente. Sin embargo, por ser reservados es muy difícil conocerlos.