El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre una de esas representaciones podemos mencionar al Kʼankʼin (kankin) cuyo glifo significa “sol amarillo”, mientras que su simbolismo representa al “perro”, “inframundo” y “Tierra”. Con base en la astrología maya, las personas nacidas del 12 de abril al 1 de mayo pertenecen a este símbolo zodiacal. De acuerdo con el calendario maya Haab, es el decimocuarto mes de dicho sistema de tiempo cronológico.

La gente que nació con este horóscopo maya aman la naturaleza, cuentan con un espíritu viajero y aventurero que les incita a explorar nuevos destinos, incluso son hábiles en las actividades artísticas. Debido a su vínculo con el “perro,” su animal tótem, y la “Tierra” y el “sol”, son leales y respetan al medio ambiente al sentirse protegidos en los rayos solares que les permite meditar.

De igual manera, el significado de su glifo es “árbol de la vida”, “firmemente arraigado a la Tierra” y “dador de consejos”, por lo que transmiten sus conocimientos adquiridos a sus allegados.

Este signo zodiacal está conectado espiritualmente con los perros, así que los Kʼankʼin´s les fascina estar en contacto con estos animales por su personalidad y alegría que emanan. Por otra parte, igual aprecian la hermosura de los entornos naturales al explorarlas y sentir calma y serenidad entre la vegetación y al recibir los rayos del sol que les ayuda a recargar energías.

Igualmente, el Kʼankʼin está relacionado con el inframundo. Se ven a sí mismos como almas vagantes que disfrutan conocer rincones desconocidos. En su travesía, canalizan sus energías para poder llevar a cabo sus labores.