A pesar de que la hamaca es muy distinguida de la península de Yucatán, el origen de ésta fue en las Antillas y la palabra hamaca en esa región significa “árbol”, eran tejidas con los filamentos de la corteza de los árboles. Los primeros ejemplares de hamacas tenían cierta similitud con una red de pescar debido a que sus aberturas estaban muy anchas entre nudo y nudo. Según la historia, la hamaca llegó a la península de Yucatán en el siglo XVII.

 En Yucatán se perfeccionó y se inventaron nuevos tejidos que hasta la fecha perduran como los hilos entrecruzados. Los residentes hispanos en Yucatán no soportaban las altas temperaturas, en especial en verano, se las ingeniaron en convertir sus camas de Santo Domingo en suaves hamacas.  El uso de éstas se extendió de manera rápida que los nativos que no tenían muchos recursos abandonaron sus camas de palos, sus tramas de dogas y sus esteras de esparto para descansar y estar frescos en las redes de las hamacas.

  • ¿Cómo se confeccionan las hamacas?

El urdido de la hamaca se realiza en un bastidor cuya estructura es de 2 palos de madera en formas cilíndricas y perpendiculares de 5 centímetros de grueso y de 2 metros de largo colocados de manera paralela uno frente a la otra a una distancia de metro y medio o hasta de dos dependiendo del tamaño que se quiera dar a la hamaca. Los palos se introducen sobre las bases de madera y se unen entre sí por 2 largueros horizontales que penetran en las sendas hendeduras en los mástiles asegurándose con cuñas, acercándolos o retirándolos para graduar el tamaño de la hamaca.

El trabajo de urdido comienza cuando se rodea en forma de madeja los 2 palos verticales del bastidor con el hilo que se utilizará para el tejido. Una vez que haya bastante hilo enmadejado, se toma la aguja o lanzadera labrada en madera y se cala en el centro donde se devanado previamente el hilo y empieza la tejedora a entrecruzar éste con los hilos de la urdimbre lentamente hasta que se va formando la trama característica de malla. Antes de tejer la trama, se teje un borde que es lo que constituye la orilla de la hamaca.

Cuando se termina de tejer la hamaca con todo y bordes, se le agregan los brazos que son una serie de hilos enganchados en la extremidad de la bandeja tejida que mide de metro y cuarto de largo cada brazo, se anudan en los extremos realizándose con el mismo hilo en una especie de argolla con la forma de pera, posteriormente se le pasan los lazos que consisten en 2 sogas bien corchadas con nudillos o borlas en sus extremidades para que se pueda amarrar y tender las hamacas en los troncos de los árboles.

  • Los materiales de la hamaca

Se elaboran de mecate, hilo de cáñamo, de lienzo, de lona, y de hilera que es la hamaca más fina que se teje en Yucatán. Se urde de hilos finamente corchados de lino o algodón. De acuerdo con investigaciones históricas, en una exposición agrícola en 1871 se presentaron modelos de hamacas manufacturadas con hilo de algodón procedentes de Inglaterra que fueron utilizadas por muchos años. En 1930 se empezó a emplear el hilo de algodón, de sedalina y de crochet nacionales hasta que en 1950 se implementó el nylon.

Se dice que los frailes franciscanos trajeron los bastidores, los hilos y las agujas para enseñarles el urdido de las hamacas a los feligreses.