Muy pronto estarás visitando y disfrutando de los hermosos sitios de Yucatán. ¡Te vamos a esperar! Y de nueva cuenta te diremos ¡Bienvenido y EXPLORE Yucatán! Mientras tanto, ve planificando tu itinerario con los lugares mágicos y bellos de las tierras yucatecas. Entre esos hermosísimos lugares, apunta en tu lista a San Felipe.

Además de los cenotes y zonas arqueológicas, las paradisíacas yucatecas son los sitios ideales para escapar de la urbanización para descansar, relajarte, desestresarte y desconectarte momentáneamente de todos. Una de las tantas maravillas naturales de las costas de Yucatán es San Felipe, un puerto pesquero localizado en la zona norte del Estado que poco a poco ha ido llamando la atención de los turistas y hasta de los propios yucatecos. Al llegar a este lugar, verás las casas de madera de cedro barnizadas y pintadas de colores llamativos, simplemente atraparán tu atención. Por su cercanía a Río Lagartos y a la Ría, es normal visualizar a los tan característicos flamencos, considerados los más rosados del mundo.

Si decides realizar el “road trip” a esta pintoresca playa, te recomendamos salir temprano y preparar tu mejor repertorio musical para que el viaje pase volando. Aquí te podrás aventurar al rentar paseos en lancha bajo la supervisión de un lugareño quien durante el recorrido te explicará la fauna y flora de la región, ideal para los amantes del turismo ecológico y aventurero. Para mayor seguridad, te prestan unos chalecos salvavidas, pero eso sí, no se te vaya a olvidar tu bloqueador solar y lentes de sol, los rayos solares son bastante fuertes, aunque esto no será ningún impedimento para aventurarte. En el paseo observarás manglares, aves de diversas especies y con suerte, algún cocodrilo en su hábitat, siempre manteniendo una distancia prudente para que el animal no se sienta amenazado.

Le puedes solicitar al lanchero que te lleve hasta “Las Coloradas” para apreciar sus tan características aguas rosadas. La razón por la cual de su tonalidad es por la alta concentración de microorganismos, sal y minerales, provocando que las lagunas se tiñan de este tono llamativo. Incluso, te puedes dar un “Baño Maya” con una arcilla que se obtiene de la arena, al untarla en la piel sentirás la sensación de relajación e hidratación por sus componentes: las sales, el azufre y las algas. Estos baños mayas sirven también como protector ante los mosquitos y el sol. Antes de regresar a tierra firme, tienes la posibilidad de que el guía te lleve a la playa para removerte el barro y refrescarte en las cristalinas y azuladas aguas, o bien descansar en las palapitas habilitadas en los alrededores de la arena blanca.

Para la hora de comida, San Felipe cuenta con restaurantes de deliciosos mariscos frescos en donde podrás deleitarte con el exquisito sabor de pescados fritos, ceviche de camarón, pulpo, mixto, y muchos más diversos platillos provenientes del mar yucateco.

Entre las recomendaciones que te podemos dar es llevar dinero en efectivo por que no hay cajeros automáticos, otra muda de ropa, tirar la basura en los botes y si llegas a ir entre semana, lleva comida y bebidas por que los establecimientos de alimentos solamente trabajan los fines de semana.