Perteneciente a la Ruta Puuc, Uxmal fue fundada por los Tutul Xiúes en el siglo VII. Esta majestuosa zona arqueológica es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1996.

Entre los siglos IX y XII, “la tres veces construida” (por su traducción al español) estuvo poblada aproximadamente por 20,000 mayas quienes honorificaban a Chaac, dios del agua y de las lluvias, cuya imagen se aprecian en sus impresionantes construcciones que maravillan a los turistas. También se encuentran representaciones del dios Quetzalcóatl.

Te compartimos datos interesantes de los edificios de Uxmal que ha y siguen maravillando a miles de visitantes.

– El Juego de Pelota –

Era una ceremonia ritual proveniente de las civilizaciones mesoamericanas que recreaba el combate entre las fuerzas luminosas del universo y oscuras de acuerdo con el Popol Vuh, en la cual el jugador o los jugadores daba su vida como pago tras finalizar el enfrentamiento. Se desconoce si las víctimas eran los ganadores o perdedores.

Los participantes golpeaban una pelota maciza de caucho, la cual debía meterse en los aros de piedra usando solamente las rodillas, codos y caderas.

En el campo de Uxmal se aprecia un anillo de piedra con inscripciones grabadas en sus orillas empotrada en una pared, mientras que el otro anillo de enfrente ya casi ha desaparecido, siendo sustituto con una imitación de cemento.

Las paredes taludes del Juego de Pelota de Uxmal consiste de una estructura pequeña que carece de la majestuosidad del campo de Chichén Itzá. En el exterior de los taludes aún se conserva vestigios de escalinatas que conducían a las explanadas superiores.

– La Plataforma de los Jaguares –

Situada enfrente del Palacio del Gobernador hay una diminuta edificación que tiene una imagen escultórica que alude a dos jaguares conectados por medio del tórax. Probablemente, los mayas acudían a la Plataforma de los Jaguares en la celebración de rituales. Debajo de ésta cuenta con un sacbé que conduce a la zona arqueológica de Kabah.

– El Templo de la Iguana –

Cercana a la Pirámide del Adivino y del Juego de Pelota, esta construcción rectangular que se asemeja a un andador es también es conocido como “La Casa de la Iguana”. No se sabe con certeza cuál era su función, aunque se cree que funcionaba como edificio administrativo por su cercanía a la cancha del Juego de Pelota, donde los participantes acudían primero antes del partido para conocer a sus rivales.

Sus columnas que sostienen el techo y sus adornos son la clara evidencia del estilo arquitectónico Pucc que predominó en esa región hace muchos siglos.