Muy pronto estarás visitando y disfrutando de los hermosos sitios de Yucatán. ¡Te vamos a esperar! Y de nueva cuenta te diremos ¡Bienvenido y EXPLORE Yucatán! Mientras tanto, ve planificando tu itinerario con los lugares mágicos y bellos de las tierras yucatecas. Entre esos hermosísimos lugares, apunta en tu lista a Xlapak.

“Xlapak” (X la pak´) es una zona arqueológica perteneciente a la Ruta Puuc. Su nombre significa “viejas murallas,” “muros viejos”, “pared vieja” o “paredes viejas” por derivarse de los vocablos mayas “x la´” (viejo) y “pak´” (pared, muro, muralla). En la época de la cultura maya, esta urbe sostuvo diversos intercambios comerciales con otras regiones mesoamericanas al realizar truques con insumos como la miel, sal, cera, plumas, algodón, por mencionar algunos, ya que se obtenían fácilmente en abundancia en el lugar. En aquellas épocas prehispánicas, fue muy habitada por que los indígenas se dedicaban al cultivo de la tierra, actividad que potenció a la construcción de chultunes que eran una especie de cisternas donde se resguardaba el agua en la temporada de lluvias.

Se cree que Xlapak fue dominado por la cabecera principal de la ruta puuc: Uxmal. Durante el período clásico tardío- terminal (800-1000 d.C.) vivió su máximo esplendor, en ese tiempo gozaba de mucha importancia y, por consiguiente, florecieron aspectos culturales del área.

Este yacimiento arqueológico está dividido por 2 grupos. En el primer grupo se encuentra 2 estructura encima de un basamento, la que resalta más es “El Palacio” cuya fachada se puede observar un tablero de mosaico de piedra con greca y de otros decorados geométricos. Está conformado por nueve cuartos en 3 filas de 3 cada una. Cuenta con 3 accesos en el lado norte, otras 3 en el sur y una en cada uno de los otros lados. En sus esquinas y centro hay mascarones del dios maya del agua y de la lluvia, Chaac, debido a que adoraban a esta deidad para que les suministrara del vital líquido para su consumo y pudieran regar sus cosechas. En el segundo se halla una construcción con similitudes al Palacio, la característica que los diferencia es la decoración con columnillas y piedras dentadas que se conocen como “chimes” (ciempiés).

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad el 7 de diciembre de 1996 por la UNESCO. Por su arquitectura, recorrer este sitio será toda una experiencia que te remontará a los años en que los mayas la ocupaban.