Cada municipio de Yucatán tiene su propia iglesia colonial que te enamorará inmediatamente por su estilo arquitectónico, querrás que sean parte del escenario de tu selfie para posteriormente subirlo en tu perfil de Instagram y mostrar una pequeña parte de los lugares mágicos del Estado. En el interior de estos inmuebles históricos resguardan a los Santos Patronos, figuras veneradas por los lugareños en sus fiestas tradicionales por ser los defensores y protectores de los poblados.

Si tienes la oportunidad de ingresar a los templos aprecia su majestuosidad, te sentirás en paz durante tu recorrido. En esta ocasión, te presentamos a los Santos Patronos de Celestún, Maxcanú, Chocholá, Halachó y Hunucmá.

– Virgen de la Purísima Concepción (Celestún) –

Situada en el oriente del parque principal, se localiza la iglesia dedicada a la Virgen de la Purísima Concepción (Iglesia De La Inmaculada Concepción) mejor conocida por los pobladores como “La Patrona de los Pescadores” o “Nuestra Señora del Mar”.

De acuerdo con los datos históricos, la edificación de su hogar data de 1887. Antiguamente tenía un techo paja y sus paredes se levantaron con lodo, bajareque y zacate. Sin embargo, debido a sus materiales no resistió a la intemperie cuando Celestún fue azotado por un huracán. Después del paso del fenómeno meteorológico, los celestunenses financiaron su construcción que es la que podemos ver actualmente.

Cuenta con un atrio, un patio, sacristía y templo de una sola nave con decorado modesto, cuyas paredes fueron realizadas con mampostería aplanada. En su parte superior hay 2 arcos en ambos lados con sus respectivas cruces y campanas, y en el medio se aprecia una cruz. La fachada principal tiene mayor altura y es más ancha que la nave del templo.

– San Miguel Arcángel (Maxcanú) –

La fundación de la Parroquia de San Miguel de Arcángel de Maxcanú, la cual tiene un reloj solar, ocurrió en 1628. Te maravillarás por su estilo arquitectónico y color rojizo que se asemeja al barro, siendo éste su principal distintivo.

En su interior se localiza un retablo tallado con chapa de oro que protege al Santo Patrono, acompañado de pinturas católicas.

– Cristo del Amor (Chocholá) –

No se tienen registros acerca del año de construcción del Templo de la Purísima Concepción en Chocholá que alberga al Cristo del amor.

Su característico color amarillo te deslumbrará, al igual que a su santo patrono que es muy venerado por los chocholeños. Si estás en el pueblo, te recomendamos que visites la ex Hacienda Santa Eduviges que está aledaña a este poblado.

– Santiago Apóstol (Halachó) –

En la Parroquia de Santiago Apóstol se localiza al patrón del mismo nombre del inmueble cuya fachada principal está protegida por una barda atrial conformada por un antepecho de mampostería y rejas que fueron colocadas en años recientes. Muchísimos años antes de la existencia del complejo católico, en su lugar había una pequeña capilla localizada en el lado sur de lo que en la actualidad es la sacristía, edificada el 17 de enero de 1635 con base en una lápida que tiene grababa dicha fecha mencionada.

No se sabe con certeza sobre la edificación de la iglesia, se estima que fue construida a finales del siglo XVII y a inicios del XVIII. En su tiempo, la casa cural que probablemente se construyó en el siglo XVII funcionó como refugio para los misioneros franciscanos de la tercera edad. Una de las campanas tiene grabado el año de 1728, mientras que la pila bautismal tiene inscrito año de 1739.

Como dato curioso, cuando la Emperatriz Carlota visitó tierras yucatecas en noviembre de 1865 se hospedó en una de los cuartos luego de recorrer el corredor alto de la fachada principal.

– San Francisco de Asís (Hunucmá) –

El patrón de los pobladores de Hunucmá es San Francisco de Asís, nomenclatura que le asigna a la hermosa Parroquia constituida de 3 arcos y puertas en su fachada principal, rematado en la parte superior con una espadaña con 8 arcos. En la época colonial, la iglesia funcionaba como Capilla de Indios donde se evangelizó a los antiguos habitantes de la villa.