Mérida cuenta con muchas construcciones emblemáticas e históricas que hasta la fecha se pueden observar y admirar su riqueza arquitectónica. ¿Cuántas anécdotas albergaran estos proyectos icónicos? Para conocer su historia, recurrimos a libros y páginas de internet con el fin de saber un poco más acerca de estas edificaciones que en la actualidad suelen ser atractivos turísticos y escenarios ideales para tomar espectaculares fotografías.

En su momento, hubo un Arquitecto que construyó algunos de estos edificios que se caracterizan por poseer un estilo neomaya, siendo el principal exponente de dicho estilo en la Ciudad. Se trata nada más y menos que de Manuel Amábilis.

Ateneo Penínsular

Nacido el 21 de septiembre de 1889 en la capital yucateca, Manuel Amábilis Domínguez fue un arquitecto yucateco y principal exponente del estilo neo maya en Mérida. A la edad de 20 años, viajó a Francia donde estudió la carrera de Arquitectura en la Ecole Spéciale d Architecture de París en 1909. En dicho país adquirió una excelente formación académica, graduándose el 15 de octubre de 1912. Durante su carrera, promovió el estilo neomaya a través de sus proyectos que podemos admirar en pleno siglo XXI.

Casa Amabilis o del Pastel

Primeros proyectos: El Ateneo Peninsular, la Casa de Pastel y La Ibérica

Se desconoce la fecha de su retorno a México, pero en 1915 ya estaba de nueva cuenta en Mérida porque se le encargó que remodelara el antiguo Palacio Episcopal que se convertiría en el “Ateneo Peninsular” por órdenes del primer Gobernador Revolucionario, el General Salvador Alvarado. Durante su mandato, Manuel se desempeñó como Director de Obras Públicas de Yucatán.

Casa Amabilis o del Pastel

En ese mismo año construyó una casona de diseño afrancesado con detalles decorativos, actualmente es la sede de la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ubicado en la calle 59 x 52 y 54 Centro. De acuerdo con una placa de piedra que se ubica en el desplante de la finca, este proyecto es conocido como “Casa Amábilis”.

Casa Amabilis o del Pastel Créditos: Saadit Martin

Sin embargo, los yucatecos suelen referirse a ésta como “La Casa de Pastel” por su característico color azul y decorados en su fachada. De igual manera, colaboró en la edificación de la Quinta de Salud “La Ibérica” cuyos trabajos de construcción estuvieron a cargo de Sebastián García.

La Ibérica Créditos: Mauricio Vila

El Sanatorio que atendió a los ferrocarrileros

Del mismo modo, en colaboración con el Ing. Gregory Webb edificaron el Sanatorio Rendón Peniche en 1919 que colinda con la antigua estación de ferrocarriles conocida como en estos días como “La Plancha”. Este recinto con columnatas adosadas con junquillos y ornamentos mayas, puertas y ventanas con arcos falsos y cornisas neomayas, estaba destinado para la atención médico-quirúrgica de los ferrocarrileros que constaba de una dirección botica, cocina, velatorio, 2 pabellones con 50 camas y un quirófano.

Monumento a la Patria

El nombre de este sitio se debe a José Rendón Peniche, ilustre yucateco que nació el 2 de febrero de 1829. Cuando el sector ferrocarrilero sucumbió en México, el edificio fue abandonado en 1970.

Actualmente no es un sitio turístico ya que es sede del Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAM. Como dato curioso, la hoy oficina del Director era la sala de quirófano.

Sanatorio Créditos: Rendón Peniche

Construcciones emblemáticas: El Monumento a la Patria y el Parque de las Américas

Además, junto con el escultor colombiano Rómulo Rozo llevaron a cabo el Monumento a la Patria, edificación emblemática de Mérida que fue construida por Rómulo y proyectada por Manuel Amábilis. Este monumento es el único en haber sido tallado directamente en piedra, el cual fue inaugurado el 23 de abril de 1956.

Esta construcción narra la historia de México y el origen marino del pueblo maya de los Itzáes. Sus 31 columnas que la conforman representan a cada Estado del país y al Distrito Federal (hoy CDMX). Si prestas demasiada atención se puede apreciar las etapas de la colonia, independencia, reforma y revolución.

Parque Las Américas

En la mítica colonia García Ginerés (antes San Cosme) se encuentra el Parque de las Américas, sitio emblemático y muy conocido porque en los alrededores se instalan puestos que venden marquesitas y esquites que deleitan el paladar de los yucatecos y turistas que recorren este lugar.

En este proyecto, Manuel Amábilis trabajó en conjunto con su hijo Max en el levantamiento de este parque cuya primera piedra se colocó el 21 de marzo de 1943 y se inauguró el 16 de septiembre de 1945. Padre e hijo representaron la arquitectura prehispánica y maya en el diseño que está dividido en 4 secciones:

  • Zona noreste (Jardín de niños Felipe Carrillo Puerto)
  • Zona sureste (Fuente Monumental)
  • Zona suroeste (Biblioteca José Martí)
  • Zona noroeste (La Concha Acústica)
Parque Las Américas

Como dato, si te paras frente a una de las esquinas de la concha acústica y un amigo hace lo propio, al hablar la otra persona podrá escucharte con claridad lo que dijiste a pesar de la distancia.

También se encargó de la fachada del que fuera el Diario del Sureste (hoy Biblioteca Yucatanense) que data de 1946.

Lamentablemente, Manuel Amábilis falleció en Mérida en 1966. Sin duda, dejó una huella importante en la arquitectura yucateca que en estos días continúa apreciándose por los arquitectos, yucatecos y visitantes que conocen en persona alguna de sus reconocidas construcciones.

Biblioteca Yucatenense