El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre uno de esas representaciones podemos mencionar al oc (ok) que significa perro. Con base en la astrología maya, simboliza el comienzo de una nueva vida, la actitud hacia ésta y a las amistades. Este símbolo se relaciona con la exploración de nuevos sitios, conocer nuevas personas que propicia que analicen sus nuevas ideas que adquieren, manteniéndose cerca de un entorno que les resulte familiar. Este glifo maya representa al color blanco y al punto cardinal norte. De acuerdo con el calendario maya Tzolkin, es el décimo día de dicho sistema de días.

Las creencias de los antiguos mayas mencionaban que el ok guiaba a las personas para que llegaran al sol y al inframundo, por el simple hecho de que consideraban a los perros como acompañantes leales en esta travesía espiritual por ser animales que muestran su afecto, fidelidad y respeto al ser humano.

El jeroglífico alude al día de un canino, aunque también evoca al pie humano. Basándose en una leyenda maya, el origen del tiempo ocurrió cuando una deidad movió su pie en el universo, por lo que este signo señala el inicio del ciclo calendárico. Retomando la creencia prehispánica, el perro es el guía del inframundo maya desde el momento que el pie de un individuo accede a la penumbra de la oscuridad, ayudándolo en su recorrido.

Gracias a estas características, las personas nacidas en el día 10 del calendario Tzolkin son valientes, leales, nobles, fieles, protectoras, honestas, emocionales y cariñosas al demostrar su amor hacia sus semejantes como lo hacen los perros. Además, tienen la habilidad de buscar soluciones a los problemas y resolverlos. Si inician algo, lo terminan por ser constantes en sus actividades.

Este horóscopo maya presagia la apertura sobre los nuevos inicios y amigos que conocerá el sujeto durante su vida que serán su apoyo y vía de conexión espiritual que le ayudarán a expresar sus emociones y crecer como persona. Compartirán su alegría y energía positiva a sus allegados que admira o de aquellos quienes los han ayudado en alguna etapa de su vida. En pocas palabras, los oc son agradecidos.