Según la historia, la industria panificadora en Yucatán data desde la segunda mitad del siglo XIX, en esos entonces el pan batido y de levadura se repartía a domicilio para el autoconsumo. Era un alimento muy consumido por los yucatecos de todas las clases sociales que consistía de maíz (waaj), con el tiempo se implementaron otros ingredientes como la harina de trigo amasada con azúcar, sal y levadura. Los mayas se referían a este pan como “waajil háarina” y si era dulce, le decían “ch´ujuk waaj”. Conoce los panes que se hornean y comen en nuestro estado.

  • Hojaldra: Es uno de los panes más comunes en esta región, es difícil de hornear para conseguir su característico sabor y consistencia crujiente e inflado. Para hornearlo se ponen en capas y se doblan para que al meterlo al horno se infle la masa y quede hueco en el interior donde se le pone jamón y queso daisy. Normalmente se come acompañado de una taza de café con leche o dependiendo el gusto de la persona. Algunos panaderos le agregan pedacitos de chile jalapeño.

  • Tuti: Este pan es el favorito de mucho por su exquisito sabor, en su interior tiene queso blanco, además de que es crujiente y un poco suave al morderlo. El tuti es tan sabroso que tiene presencia hasta en el lenguaje del yucateco cuando se describen a las personas creídas y presuntuosas con el famoso dicho de “creerse un tuti”.
  • Sandwichón: El pan o platillo que tiene mucha presencia en las fiestas y en la cena navideña en Yucatán. Los insumos del sandwichón son tiras de pan blanco a la que se le agregan capas de paté o hasta de mermelada. Sus otros ingredientes son queso amarillo, jamón, mayonesa, chicharos, chile morrón, media crema, queso crema y leche evaporada. En pocas palabras, es una combinación de un pastel y sándwich. Se puede comer frío, así que este pan o alimento es ideal para disfrutarlo en temporada de calor.

  • Cocotazo: Es un pan semiredondo saladito y un poco duro en el centro. Está hecho yema de huevo, mantequilla, levadura, y sal, por su aspecto y 4 protuberancias (chuchulucos como se dice en Yucatán al referirnos a los chichones) se le llama cocotazo. La manera de comerlo es partir cada chuchuluco y chopear con la leche, café o chocolate.
  • Bolitas de queso: Como su nombre lo dice, son bolitas de pan azucaradas rellenas de queso blanco tipo crema. Sino has tenido la dicha de probarlas, no te pierdas la oportunidad de deleitar tu paladar.

  • Francés con mantequilla: La cena por excelencia de los yucatecos. Consta de barras o pan francés cortadas por la mitad, se le unta mantequilla y azúcar para luego ponerlas en una sartén para que queden tostaditas. En las panaderías es común que se vendan el francés con mantequilla embolsadas pero la diferencia de las caseras es que las piezas están totalmente crujientes.
  • Arrolladitos: Es un poco parecido al sandwichón. Aparecieron por primera vez al final de la década de los 50´s. Una panadería que se llamaba La Reina trajo maquinarias de Cuba para elaborar los panes de sándwiches y para guardarlos en la nevera se enrollaban y de ahí surgieron los arrolladitos que se rellenaron de queso, pimiento morrón y se cortaban en forma redonda.

¿Cuál pan es tu preferido?