Andrea Carrillo es la mente creativa y creadora del blog “Pies Viajeros”, emprendimiento que nació hace 5 años cuando estaba estudiando la Lic. en Ciencias de la Comunicación, proyecto que le ha permitido conocer varios rincones mágicos del territorio yucateco.

Uno de sus grandes miedos era no encontrar un trabajo cuando se graduase, pero ya sabía que quería dedicarse a los medios. Al tener a la mano las redes sociales y a través de ellas se pueden llegar a mucha gente, decidió crearse su blog para emitir mensajes y explotar su creatividad libremente en vez de trabajar en un medio tradicional. Aunque no tenía mucho conocimiento acerca de ellas, tomó la decisión de aventurarse en éstas al comenzar a subir contenido digital.

Sus inicios en las plataformas digitales fue realizar videos para sus antiguos jefes que subieron a YouTube sobre lugares, brindando recomendaciones y respondiendo dudas que normalmente tienen los visitantes. Dichos videos siguen en la plataforma, la joven comunicóloga no los borra ya que le dan mucha ternura y pena. Con el tiempo, el contenido digital que realizaba escaló a Facebook e Instagram.

El origen del nombre “Pies Viajeros” se dio de manera muy natural durante un día de clases. En su libreta estaba escribiendo combinaciones de posibles nombres. Al preguntarle a una de sus compañeras que le parecía “Pies Viajeros” le respondió que sonaba fantástico. Las personas que empezaron a seguirla le apodaron de cariño “Piecitos”.

“Pies Viajeros lo visualicé como un proyecto de prueba. Decidí hablar sobre viajes porque en esos entonces desconocía bastante sobre la Ciudad y el Estado. Me daba mucha pena que turistas nacionales y extranjeros me preguntaban: ‘¿qué me recomiendas hacer en Mérida o Yucatán?’ o ‘¿sabías que los mayas hicieron esto?’, yo no sabía qué responderles”, recordó.

Esto la motivó en que debía hablar de nuestra Ciudad y Estado de la mejor manera posible para darles buena promoción, pero primero tenía que aprender de ellas. En su etapa como universitaria comenzó a viajar a distintos destinos locales, pues no contaba con mucho presupuesto. Realizó un sinfín de sacrificios, limitándose a ciertas cosas para que pudiera comprar su primera cámara fotográfica, tarjetas de memoria y pagar sus boletos de pasaje para irse sitios turísticos como Izamal, Homún, etc.

Tratando siempre de innovar su contenido en la internet que está repleta de desinformación, temas violentos, banales y superficiales, constantemente está pensando qué más puede hacer o qué más puede recibir de las redes sociales.

“La narrativa y contar historias es un proceso muy bonito. El hecho de que tengas un espacio digital de fácil acceso para contar la historia de tu viaje, carrera, familia o cualquier temática, te permitirá comunicar los demás lo qué eres. Entre las miles de reproducciones de los videos, nunca sabes cuando alguien escuchará la información que transmitiste, el cual necesitaba escuchar o encontrar, haciéndole su vida más fácil, alegrarle el día, inspirarlo o motivarlo. Mientras siga recibiendo mensajes de personas agradeciéndome por mis publicaciones o tengan la confianza de acercarse a mí y platicarme algo, seguiré mientras la vida me lo permita”, comentó.  

Además de recomendar y compartir las experiencias de sus viajes en la Ciudad y en el Estado, la vlogger siempre intenta transmitir dos mensajes a sus seguidores: el autoconocimiento y ser feliz.

Para ella, una de las formas de llegar al autoconocimiento son mediante los viajes, sobre todo los viajes en solitario a cualquier destino sin importar su distancia, debido te enfrentarás a retos y situaciones que no ocurren en tu día a día. Asimismo, afrontarás a cosas de tu personalidad, vivirás momentos de soledad y harás amigos si eres un poco introvertido.

“El autoconocimiento es primordial porque al final quien estará contigo toda tu vida, eres tú mismo. Para mí, los viajes son la clave para lograr esto. Cuando comencé mi proyecto era una persona muy diferente a la que soy ahora, he cambiado para bien. Frecuentemente intento decirles a las personas que, si pueden viajar, viajen a donde quieran, invitándolos igual a que se adentren y hagan un viaje interno que es más importante y significativo que un viaje a un destino”, mencionó. 

Por otra parte, dice que ser un buen viajero ya experimentado permite que aprendamos acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea. A pesar de que Andrea cuenta con una agenda apretada, disfruta el hecho de ser feliz, ya sea en su casa o paseando en un pueblito, pensamiento que procura comunicar a sus seguidores para que se sientan felices y realizados. Si necesitan en un determinado tempo un viaje, les aconseja que lo realicen con sus recursos emocionales, su inteligencia y su autoestima.

Muchas veces, recurría a los viajes como mecanismo de escape para huir de los problemas y no pensar ellos, tal como lo haría la gran mayoría. Sin embargo, reflexiona que los viajes no son la cura en sí, sino que tienes que encontrarla en ti mismo.

También imparte talleres y pláticas, aventura que inició en 2019 para hablar y profundizar de ciertos temas y responder preguntas que sentía que los internautas le realizaban mucho (cómo ahorrar, cómo organizarte, cómo viajar con poco dinero) y al mismo tiempo, transmitirles y quitarles el miedo a viajar solo, especialmente a las mujeres.

Gracias al alcance que tuvieron sus conferencias, universidades públicas y privadas la contactaron para que platicara en su mayoría a los estudiantes de turismo bajo el enfoque del emprendimiento, la importancia de aplicar sus conocimientos que aprendían en clases en la creación de proyectos digitales, aprovechar las redes sociales y compartir información de valor, poniéndose como ejemplo a ella misma y a vloggers mexicanos que promueven el turismo que ha sido una tendencia que está en crecimiento, pues esta actividad representa aprendizajes nuevos.

Por cuestiones de la pandemia, empezó a dar cursos en línea e incluso, colaboró con algunos especialistas de la salud mental para platicar temas importantísimos para nuestro bienestar emocional.

Recomienda a los jóvenes que apenas están iniciando en el mundo de las plataformas digitales que es fundamental quitarse la idea de que los resultados no se darán de un día para otro. Aunque hay golpes de suerte (que ella ha tenido), necesitan algo más para que sobresalgan y sean tomados en serio y conseguir prestigio al ofrecer información de utilidad.

Cuando era una viajera normal sin ser todavía creadora digital, siempre se preguntaba a sí misma: ¿Qué me hubiese gustado saber o qué información nadie comparte?”.

Igualmente, menciona que no se den por vencidos si nadie lee sus posts o si un video que hayan editado con mucho esmero tiene pocas reproducciones, es completamente normal, a ella le pasó millones de veces. Simplemente basta con aceptar que es un proceso que va a ser largo.

“Tengo muchos pendientes en mi lista que aún no tacho. Sin embargo, me siento contenta de lo que he logrado y he aprendido. El tiempo dirá cuando los cumpliré. La vida te mostrará el camino hacia dónde ir, no hay ninguna prisa. No sé por qué los jóvenes tenemos mucha prisa por vivir y que todos nuestros objetivos se cumplan de una vez. ¡Debemos disfrutar del momento! He crecido y me he divertido demasiado en esta travesía que emprendí”, expresó.

Por último, recalca que el mundo de las redes sociales constantemente está cambiando, lo importante es nunca rendirse, esforzarse y estar dispuestos en seguir estudiando, aprendiendo y creciendo. Todo trabajo arduo tiene su recompensa.