El potaje es un platillo preparado de legumbres y verduras cocidas en agua. En Yucatán, el origen e influencias de esta comida son españolas, los ingredientes de esta fabada yucateca consisten de la carne de cerdo, calabaza, chayote, zanahoria, papa, tocino, chorizo o longaniza al gusto, plátano “macho”,  y chile x´catik. Este guiso según varias referencias online, data desde la época medieval española cuando se comía todos los viernes de la temporada de cuaresma.

  • Sus orígenes

Los orígenes del potaje se remontan al país ibérico en los años medievales durante la vigilia de cuaresma en la que no se podía consumir alimentos de origen animal terrestres. La palabra “potaje” en tierras españolas se emplea para hacer referencia de manera despectiva a los platillos que tienen muchos ingredientes. Se cree que esta comida surgió en el medievo cuando consumía bacalao en salazón. La primera constancia escrita que se tiene como dato es en un tratado de 1354, la cual los reyes ingleses y escoceses daban permiso a los pescadores de Vizcaya para pudieran pescar en sus costas. Cabe la posibilidad que los primeros potajes que se cocinaban con ese tipo de bacalao salado en tiempos de Semana Santa a fuego lento en las viviendas rudimentarias. El bacalao y las espinacas eran de los insumos más típicos de esas fechas religiosas, aunque esta celebración católica se remonta al siglo IV. Otros de los componentes del potaje en su versión modesta eran los garbanzos que representaban la esencia del alma española en el catolicismo, por otra parte los huevos duros hacían alusión a la resurrección.

Probablemente con la llegada de los españoles a Yucatán tras la conquista, se trajeron consigo este alimento que con el tiempo sufrió de varios cambios hasta convertirse en el potaje yucateco que actualmente conocemos.

  • El significado del “potaje”

La nomenclatura “potaje” rememora al “pot-au-feu” de Francia, sin embargo por su apariencia recuerda más al puchero, pero esto se debe que la palabra “potage” en francés sirve como denominador para las sopas de verduras, traducido al español significa “sopa”. El potaje posee cierta similitud con el puchero por las verduras, la diferencia son las matices, colores, y consistencia al terminar de cocinarse, aunado a que tiene legumbres.

El potaje yucateco forma parte de la gastronomía yucateca, es considerada más una comida casera que se puede preparar desde la casa o comprarla en las fonditas. El guiso tiene muchos nutrientes, convirtiéndola en una comida sumamente completa al incluir proteínas y vitaminas. Dependiendo del gusto de la persona, al potaje se le puede agregar jamón ahumado troceado, la mitad de un huevo duro cocido, y servirse un plato separado de arroz, y chile habanero.