El puchero es otro de los tantos platillos pertenecientes a la gastronomía yucateca. Este delicioso guiso es uno de los que gozan de mayor popularidad en Yucatán por su auténtica combinación de sabores que deleitan las papilas gustativas. Los orígenes del puchero se remontan a Francia, el pot-au-feu (olla al fuego en español) cuya pronunciación es “potofé”, es una comida tradicional francesa preparada de carne de res cocida en un caldo con hortalizas y un bouquet garni (condimento básico francés). De acuerdo con autores españoles, esta comida también tendría influencia de la olla podrida típica de la cocina española del siglo XVII. El puchero andaluz se prepara de carne de gallina española, costilla, garbanzos, vegetales, entre otros. Se estima que su origen data del siglo XIX.

Situándonos en tierras yucatecas, los ingredientes del puchero yucateco son carne de gallina, cerdo y res, conocido como el puchero de 3 carnes, acompañado de zanahoria, chayote, calabaza, papa y condimentos para darle su característico sabor, además de los fideos y arroz. Para darle un sabor agrio que tanto le gusta a una gran mayoría de yucatecos, se prepara un salpicón con jugo de naranjas y limas agrias, rábanos y cilantro. Al servirse la comida en un plato, se le agrega el salpicón para un saborcito agridulce.

Con base en información del “Prontuario de Cocina Para un Diario Regular”, de autoría de doña María Ignacia Aguirre y editado en 1832, tiene varias recetas y entre ellas, la del puchero tiene un lugar especial.

Al degustar el puchero  yucateco, chuparás hasta el último de tus dedos por su exquisito sabor.

¿Haz probado este manjar de la gastronomía yucateca?