Considerado como herencia gastronómica de los mayas, los ingredientes del relleno negro son el but (carne de pavo o cerdo molida) huevos y chiles secos quemados conocido como “chimole” para obtener el recado negro. En tiempos prehispánicos, el recado negro se preparaba con chiles rojos secos molidos hasta tener una pasta que se diluía para tener una especie de mole no tan espeso para cubrir la carne.

Para preparar el relleno negro se necesita: carne de pavo desmenuzado, caldo de pollo o pavo, relleno negro o chimole y huevos. Para el but se requieren medio kilo de carne molida de puerco, pimienta negra, un tomate sin pelar, pimiento morrón, yerbabuena, huevo duro y sal al gusto.

Para cocinar el platillo, primero se calienta el caldo, se le agrega el pavo o pollo desmenuzado, el relleno negro (chimole) se desbarata en un poco del caldo, el but se adorna con las rebanadas del huevo duro. Se mezcla todo a la perfección, se envuelve en un lienzo de manta de cielo y se amarra, se cuece a baño María sobre una parrilla por 30 minutos y se deja enfriar para rebanarlo.