Muy pronto estarás visitando y disfrutando de los hermosos sitios de Yucatán. ¡Te vamos a esperar! Y de nueva cuenta te diremos ¡Bienvenido y EXPLORE Yucatán! Mientras tanto, ve planificando tu itinerario con los destinos mágicos y bellos de las tierras yucatecas. Entre esos hermosísimos lugares, apunta en tu lista la Ruta de los Conventos.

Desde las majestuosas zonas arqueológicas, los hermosos cenotes azulados, las paradisíacas playas con arena blanca, los pueblos mágicos de Izamal y Valladolid; y las históricas haciendas habilitadas como hoteles y restaurantes. Yucatán cuenta con un sinfín de destinos turísticos que puedes explorar para que conozcas un poco más sobre nuestro Estado. Por otro lado, en una gran mayoría de los poblados yucatecos, en su plaza principal siempre habrá una iglesia colonial que te atrapará visualmente por su arquitectura histórica y decorados bellísimos. Si te gusta apreciar construcciones coloniales y tomarles fotografías, la Ruta de los Conventos es para ti. En esta ocasión, te diremos los últimos 3 lugares pertenecientes a esta ruta que puedes visitar una vez que termine la cuarentena.

– Teabo –

Su significado es “allí donde están los ciruelos” o “allí tu aliento” por derivarse de los vocablos mayas “Te” (allí), “a” (tú) y “boc” (aliento, perfume, olor, etc). No se tienen registros exactos sobre año de su fundación, solo se tiene conocimiento que en la época prehispánica le perteneció al cacicazgo de los Tutul Xiúes. Cuando Yucatán fue conquistado, estuvo bajo el régimen de Doña María Josefa Quijano Ávila y de Doña María Francisca de Aguirre en 1753. En este municipio proviene uno de los escritos que conforman el Chilam Balam y se trata del libro de “Nah” aunque por desgracia, no se sabe cuál es su paradero.

Las atracciones de Teabo son el “Ex Convento de San Pedro y San Pablo” que data del siglo XVII, en su interior se destaca la Capilla de Indios que tiene grabado la fecha de 1617, además de una capilla en la cabecera y edificada en el siglo XVIII en honor a San Esteban. En un inicio se construyó una capilla abierta y después el convento tendría una ampliación y se mandaron a construir más cuartos y el templo que data de 1664.

Cuando se suprimieron las ordenes monásticas, el convento quedó abandonado y se deterioró. Fue hasta en 1893 que se reconstruyó. En la fachada de la Parroquia apreciarás el escudo de la orden de los franciscanos y un altar barroco del siglo XVII. Esta construcción religiosa es única de las tierras yucatecas porque se conforma de 3 naves, arcos y techumbre de bóveda con muros de mampostería, son contadas las iglesias que se edificaron con este estilo arquitectónico. Esta iglesia preserva aún su cementerio.

– Maní –

Maní significa el “lugar donde todo pasó” y sí que pasaron varios acontecimientos históricos aquí. Durante el Período Posclásico Mesoamericano fue la sede de los Tutul Xiúes que posteriormente se desplazarían a la capital de Uxmal en el siglo XIII. Tras la llegada de los colonizadores, el jefe local Batab Xiu se aliaría con los conquistadores. Maní es el destino turístico más llamativo de la Ruta de los Conventos por el “Convento de San Miguel de Arcángel” fundada en 1549 por Fray Juan de Mérida quien a su vez era un franciscano arquitecto. El padre fue uno de los conquistadores temporales de esta región. Fueron 6,000 mayas xiúes quienes levantaron esta iglesia con base en las referencias, se tardaron 7 meses en construirla. La Parroquia se caracteriza por su arquitectura sencilla de una sola nave y su capilla abierta, considerada la primera en ser construida en Yucatán. En el atrio se localizan vestigios de piedras labradas que correspondían a la antigua edificación maya que estaba ahí. En el claustro se puede observar a un Cristo de madera.

Foto: Jorge Gobbi

Lamentablemente, la plaza del Convento fue el escenario del despiadado “El Auto de Fe de Maní” a cargo de Fray Diego de Landa el 12 de julio de 1562. El franciscano tenía como encomienda el adoctrinar a los indios y convertirlos en católicos, sin embargo, desistieron de las creencias de los españoles, Diego de Landa enojado y eufórico, decidió castigarlos e incineró objetos y códices mayas con valor histórico pues en ellos se podía leer sobre las creencias y de la astronomía de los mayas. Arrepentido por su acción, trató de enmendar su terrible error y redactó “Relación de las Cosas de Yucatán”, un documento que recopilaba datos y narraba la vida e idiosincrasia de los mayas desde su perspectiva. Incluso, incluyó el alfabeto maya el cual ayudó a muchos investigadores a descifrar gran parte de la escritura maya y descubrir el significado de los glifos, el que se destacó entre los demás fue el ruso Yuri Knorozov quien descrifró el sistema escrito de los antepasados en el siglo XX.

– Oxkutzcab –

Este lugar tiene varios significados. Por ejemplo, muchos dicen que Oxkutzcab significa “el lugar del ramón, tabaco y miel” por derivarse de los vocablos mayas “óox” (árbol de ramón), “k´úuts” (tabaco) y “kaab” (miel), pero otras versiones aseguran que la nomenclatura del pueblo traducido al español es el “lugar de los 3 pavos monteses” por los vocablos mayas “óox” (este vocablo también significa “tres”), “kuuts” (pavo silvestre) y “cab” (lo dicho antes). Este poblado es muy famoso por ser “La Huerta del Estado” porque una gran mayoría de sus habitantes cosechan verduras y frutas.

Foto: @verdeguillen

A un lado de la plaza principal y enfrente del mercado se ubica el “Parroquia de San Francisco de Asís” que fue fundada el 5 de mayo de 1581 según con la anécdota de Fray Cristóbal de Rivera, ministro de los indios y reparador de conventos. Fue el responsable de realizar los cimientos y la ampliación del Convento, desgraciadamente, no pudo ver la iglesia terminada porque falleció en 1645 y la iglesia se finalizó entre 1693 y 1699. Cuenta con un estilo toscano y una fachada lisa, la ventana del coro posee pequeños detalles labrados en piedra, en la parte de arriba se puede apreciar la figura de San Francisco de Asís.

Por mencionar otras construcciones religiosas en Oxkutzcab está la “Capilla de San Esteban” que data del siglo XIX y la “Ermita de la Virgen del Pilar” que data del siglo XVII.

¿A dónde ir después?

Cuando termines de visitar esta propuesta de la Ruta de los Conventos, puedes dirigirte a Dzan y ver la “Capilla de la Santa Cruz”, el “Templo de Santiago Apóstol” y la “Capilla de San Antonio”. Siguiendo con el road trip dirígete a Ticul, a este pueblo se le conoce como “La Perla del Sur” o “La Capital de los Zapatos” debido a que los lugareños se dedican a fabricar calzado de dama. En Ticul se ubican el “Ex Convento y Parroquia de San Antonio Padua” y las Capillas de “San Ramón”, “Nuestra Señora de Guadalupe”, “Santiago” y “Mejorada”, todas construidas en la época colonial.

Otras recomendaciones de sitios turísticos para visitar luego de Oxkutzcab en vez de ir a Dzan y a Ticul, es ir a la Ruta Puuc conformado por las “Grutas de Loltún” y las zonas arqueológicas de “Labná”, “Sayil”, “Kabah” y por último y no menos importante, “Uxmal”.