De los vocablos mayas “celes” (miedo, espanto) y “Tun” (piedra), Celestún (espanto de piedra) es una hermosa playa de la costa de Yucatán declarada como refugio faunístico desde 1979. De diciembre a marzo es la mejor temporada para ver a los tan distinguidos flamencos que viajan desde Canadá a México. Su característico plumaje rosa se debe a la alta concentración de caroteno y minerales en el agua, al grado de ser los flamencos más rosados del mundo.

Al pensar en Celestún inmediatamente se asocia a estas aves rosadas, las podrás apreciar con sus características tonalidades en su plumaje y si eres amante de la fotografía, podrás fotografiar hermosos paisajes con los flamencos parados en una sola pata y alimentándose atrapando peces y camarones. Para ver a los flamencos se debe de abordar lanchas, no hagas mucho ruido por que podrías asustarlas por ser nerviosas, respeta su entorno y, sobre todo a ellas.  Esta playa es meramente pesquera por lo que disfrutarás de riscos maricos, y de nadar en sus aguas cristalinas y refrescantes. Celestún es el sitio ideal para alejarte de la ciudad y relajarte y tener contacto con la naturaleza. Si eres amante del ecoturismo, Celestún es el destino para que explores.

Explore Celestún con los paseos de lancha en la ría y en los manantiales.

  • ¿Cómo llegar? En automóvil, maneja por el periférico en la zona poniente y dobla en la desviación de la carretera hacia a Tetiz y maneja sobre esa carretera. Tienes la opción de pasar primero por el poblado de Kinchil o ir directo a Celestún sobre la misma carretera de Tetiz.  Otra opción es tomar la carretera Ucú y pasar por el pueblo de Hunucmá, Tetiz y Kinchil. En transporte público, puedes agarrar un camión en la terminal de camiones en la calle 67 x 50 y 52, a una esquina del barrio de San Cristóbal.

  • Horarios
    • Parador turístico: lunes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs
  • Recomendaciones
    • Utilizar ropa cómoda y calzado
    • Llevar bloqueador, lentes de sol y repelente de insectos
    • Ten a la mano botellas de agua
    • Cámara fotográfica cargada para tomar fotografías.
  • Conoce más: Antes de ir a Celestún, te recomendamos que Explore Kinchil (lugar del dios Kinich) y a su Parroquia “El Señor de Las Ampollas”, debido a que en ella se encuentra el cristo de las ampollas, figura venerada y patrono del poblado. En su momento, el pueblo le perteneció al cacicazgo Ah Canul en la época prehispánica.