El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre una de esas representaciones podemos mencionar al Ceh (Keh) cuyo glifo significa “tormenta roja y árboles” o “venado” (ciervo). Con base en la astrología maya, las personas nacidas entre el 3 y 22 de marzo pertenecen este símbolo zodiacal. Además, representa al punto cardinal este. De acuerdo con el calendario maya Haab, es el doceavo mes de dicho sistema de tiempo cronológico.

La gente que nació con este horóscopo maya son arriesgados, serenos, amables, activos, aventureros y generosos. Aman la naturaleza porque les brindan un ambiente sereno para poder concentrarse y relajarse. Este signo zodiacal posee la energía del fuego, así que su color energético es el rojo.

Tienen una alma valiente y atrevida al no temer en realizar algo nuevo, por lo que no se arrepienten en llevar a cabo algo, especialmente cuando tienen éxito. Sin embargo, en ocasiones prefieren tener un equilibrio y paz, con el fin de preservar el orden y la tranquilidad por su espíritu apasionado y enérgico. A través de su pasión defiende sus ideales y a sus seres queridos. Su mayor reto es ser sigilosos acerca de las cuestiones que le apasionan para meterse en diferencias con los demás.

Los Keh´s son individuos pasionales que transmiten protección, mantienen una armonía y unidad serena en alguna agrupación a la que pertenezca. Si alguien le da un trato malo, se aleja de esa persona y de su espacio pensando en su cuidar su paz interna. No obstante, en alguna vez un venado muestra vulnerabilidad al defender lo que cree que es justo. Cuando una persona bajo este signo no se siente seguro de sí mismo, el bosque lo ayudará a conectarse y a calmarse.

La meditación les ayuda mucho en tener un balance mental para restablecer una semejanza con la naturaleza y a desarrollar todo su potencial para. Debido a sus cualidades y decir lo que piensa sin miedo al que dirán, lo convierten un grandioso amigo.