Ubicado en el cruzamiento de la calle 56 x 65 y perteneciente al Centro Histórico de Mérida, a unos metros de la denominada “Calle de las Piñatas” y anteriormente conocida como “El Paseo de las Bonitas” durante el siglo XIX, se encuentra el Parque Eulogio Rosado que fue inaugurado el 6 de enero de 1884 dentro del marco del aniversario 342 de la fundación de Mérida, en honor a José Eulogio Rosado y Estévez, Coronel y Militar quien participó en el enfrentamiento de la Guerra de Castas.

Hace mucho tiempo, este parque a los terrenos de la Alameda de Gálvez que años después se le nombró Campaña de San Benito y por un tiempo se le conoció como “Los Hidalgos” y “Calle Ancha del Bazar”. Este lugar se le dedicó a la memoria de Eulogio Rosado quien estaba en el bando del gobierno del Estado en la confrontación contra los mayas.

Su inauguración ocurrió durante el mandato de Octavio Rosado, un militar nacido en Sisal e hijo del honorificado en cuestión. En el centro del parque se puede apreciar una estatua de estilo grecorromano que se asemeja a la diosa de la guerra, Atenea, la cual porta un gorro frigio y sostiene espada envainada en la diestra y en la siniestra, con una corona de laurel apoyada en un escudo.

Créditos: Biblioteca Yucatenense

Este monumento de una columna rectangular fue fabricado en Nueva York a cargo de la casa de decoración J.W. Fiske & Company como lo deja entrever en su base. Por su parte, en el pedestal está inscrito el mensaje: “A los Héroes de la Guerra de Castas 1883”.

Mucho antes de que se inaugurara el parque, el sitio funcionaba como plazoleta llana cuya función era ser una terminal para que los pobladores provenientes de los municipios pudieran vender su ganado, aves, cereales y demás mercancías a los meridanos. En aquellos entonces estaba conformado de portales en el norte y poniente que con el tiempo desaparecerían en la década de los años veinte.

Créditos: Biblioteca Yucatenense

A mediados del siglo XX, en el poniente se abrió una calle para que tuviera un propósito comercial. De acuerdo con el Arq. Aercel Espadas, originalmente la edificación del parque tenía la misión alejar a los comerciantes informales que se instalaban ahí. No obstante, parte del siglo antes mencionado el transporte público ocupó una parte del parque.

Cercano al parque se encuentran edificaciones históricas de la capital yucateca de diferentes épocas. Entre los que destacan son el Antiguo Portal de Granos, el ex Palacio Federal y edificio de Correos (hoy Museo de la Ciudad) y el inmueble conocido como “El Siglo XIX”, obra del Ing. Manuel G. Cantón, y el representativo Mercado de San Lucas de Gálvez que hasta la fecha en día sigue funcionando.

Por un tiempo, se quitó la figura grecorromana, pero volvió a instalarse de nuevo tras el malestar y descontento que los yucatecos mostraron por dicha acción que se había cometido.

A manera de broma, a esta zona se le conoce como “El Parque de los Borrachitos” porque normalmente cuenta con la presencia de hombres alcoholizados al ser su punto de reunión.

Fuentes: Mérida 1000 lugares, Mariana Baenove y Mérida de Zavala