La palabra “equinoccio” proviene del latín “aequinoctium” y significa “noche igual”, haciendo referencia de que el día y la noche dura 12 horas aproximadamente. Las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Dzibilchaltún son testigos de este fenómeno astronómico para dar la bienvenida al dios del sol (Kin).

  • ¿Qué ocurre en el equinoccio?

Todos los planetas que conforman el sistema solar tienen un equinoccio, en la tierra ocurre dos veces al año, el de primavera y el de otoño. Las noches tienen una mayor duración y el sol al medio día está más bajo. Cuando el sol está exactamente encima del ecuador del planeta, es cuando sucede esta maravilla que se puede observar en el edificio principal de Chichén Itzá cuando desciende la serpiente emplumada (Kukulkán) en las escaleras, y en el templo de las 7 muñecas en Dzibilchaltún, los rayos solares se alinean por un lapso de minutos en la salida de la construcción.

  • ¿Cuándo es el equinoccio?

Por lo general, el fenómeno comienza a partir del 20 o 21 de septiembre y tarda aproximadamente hasta finales de septiembre durante los atardeceres.

  •  ¿Cómo disfrutar del equinoccio?

Estarás por tiempo prolongado bajo los rayos del sol, por lo que lleva un par de lentes, bloqueador, una gorra, una sombrilla o hasta una playera de manga larga de color claro. Llega temprano para alcanzar un buen lugar, ya que muchas personas asisten así que toma tus precauciones. Yucatán es un estado donde hay mucho calor, ten a la mano suficientes botellas agua para mantenerte hidratado.

Más información en www.yucatan.gob.mx