El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre una de esas representaciones podemos mencionar al “K´ayab” (cayab, keyab) cuyo glifo significa “tortuga” mientras que su simbolismo representa a la “independencia”, “libertad”, “vía láctea” y “diosa de la luna”. Con base en la astrología maya, las personas nacidas entre el 11 y 30 de junio pertenecen a este símbolo zodiacal. De acuerdo con el calendario maya Haab, es el decimoséptimo mes de dicho sistema de tiempo cronológico.

La gente que nació con este horóscopo constantemente están buscando el significado de situaciones simples. Gracias a su espiritualidad, entienden el por qué sus semejantes se comportan de cierta manera al entender el origen de sus problemas que los quejan. A través de la introspección, logran conocer y entender su personalidad y sus emociones, debido a que su animal tótem es la tortuga, un ser sumamente sabio y uno de los más longevos en habitar la Tierra.

Preservan un vínculo profundo con la tierra que los rodea, encarnando la energía de la deidad lunar y conectándose con las fases de la luna y de la vida misma. Se adentran a lugares desconocidos para buscar el significado de ciertas respuestas de los secretos del universo.  Son empáticos con sus seres queridos, siempre querrá ayudarlos y comprenderlos.

Este signo zodiacal comprende a los demás signos, a menudo profundizan en los mensajes ocultos, entienden ciertos compartimientos y el origen de las problemáticas. Disfrutan de actividades artísticas como la música, el arte y la poesía, ya que mediante éstas analizan los sentimientos y obtienen una perspectiva diferente de su carácter y pensamientos.