Muy pronto estarás visitando y disfrutando de los hermosos sitios de Yucatán. ¡Te vamos a esperar! Y de nueva cuenta te diremos ¡Bienvenido y EXPLORE Yucatán! Mientras tanto, ve planificando tu itinerario con los destinos mágicos y bellos de las tierras yucatecas. Entre esos hermosísimos lugares, apunta en tu lista a Yaxunah.

Las zonas arqueológicas más conocidas en Yucatán son Chichén Itzá, Uxmal y Dzibilchaltún, no obstante, en el Estado existen más asentamientos prehispánicos que en su momento fueron el hogar de los mayas, entre uno de esos sitios se encuentra Yaxunah, perteneciente al poblado de Yaxcabá. Su traducción al español es “la primera casa” por derivarse de los vocablos mayas “yáax” (primera) y “naj” (casa). Ubicado a menos de media hora de la “Séptima Maravilla del Mundo”, Yaxunah es un espectacular yacimiento arqueológico rodeada por majestuosas construcciones. Se estima que su máximo apogeo ocurrió en los períodos Clásico Medio y Posclásico entre los años de 900 y 600 a.C., se cree que estuvo en constante comunicación con Chichen Itzá, mucho tiempo después hubo una guerra entre ambas comunidades o eso se piensa por los muros protectores de Yaxunah.

Con base en hallazgos de huellas en el lugar, los pobladores se dedicaban a la agricultura, actividad principal para su sostenimiento. En el período Clásico se mandó a construir un sacbé que se conectaba a Cobá el cual mide 100 km de distancia. La construcción que destaca de la urbe prehispánica es “La Acrópolis Norte” de 30 metros conformada por una plataforma con 3 estructuras, el “Juego de Pelota”, “La Casa Verde” y los detalles decorativos de grecas parecidas a la de la Ruta Puuc en las construcciones como “La Casa del Consejo de la Guerra” (Popol Nah) donde se celebraba la ceremonia del “ritual de la terminación” mientras se desarrollaba la conquista y destrucción de Yaxunah a cargo de los Itzáes. El sitio les fue negado, sin embargo, pudieron conquistarlo entre los años 900-950 d.C. pero por los problemas que tenían y su caída como civilización, Chichén Itzá perdió mucho poder. Por su cercanía, Yaxunah tuvo también un declive, pocos lugareños permanecieron para seguir trabajando en sus milpas hasta que fue abandonada mucho antes de la llegada de los colonizadores.

Como ya se mencionó, su estilo arquitectónico recuerda a la de las ciudades de la zona Puuc como Kabah con sus diseños labrados en las piedras de “La Casa de la Reina” que rememora al Codz Pop. De acuerdo con exploraciones, se hallaron tumbas y estructuras que datan del siglo V d.C., situándonos en el período Clásico Temprano y el Preclásico Tardío, hay bloques monolíticos que se utilizaron para las edificaciones, aunque el máximo esplendor de la antigua ciudad maya fue en el Clásico Terminal.

¿Qué más puedes explorar?

Los yacimientos arqueológicos de Yaxunah no son tan conocidos, pero valen muchísimo la pena conocerlos y explorarlos por estar relativamente cerca de Chichén Itzá. Si cuentas todavía con energía y quieres aventurarte aún más, en el poblado está el Centro Cultural o Museo Comunitario de Yaxunah que fue inaugurado el 16 de octubre de 2010, se trata de un espacio donde podrás apreciar manifestaciones culturales como pinturas, fotografías, además de que tiene un jardín botánico, una biblioteca y salas de usos múltiples. Si eres un entusiasta de la cultura maya y de las actividades, en el museo gráfico verás parte de la historia de los antepasados, el área de entierros prehispánicos y coloniales, área de haciendas colonias, etc. Después de recorrer el museo y para finalizar tu viaje, puedes ir y refrescarte en el hermoso y azulado cenote Lol-Ha que colinda con el centro cultural.