Siendo una de las 7 Maravillas del Mundo desde el 2007 y recibiendo a miles de turistas nacionales y extranjeros, Chichén Itzá (traducido al español como “la boca del pozo de los brujos del agua”) fue fundada por los Itzáes (brujos del agua). Es la zona arqueológica más visitada de Yucatán y la segunda a nivel nacional.

Si ya has tenido la suerte de visitarla, sabrás sobre la majestuosidad de sus impresionantes edificios. Por el contrario, si todavía no la has visitado, te recomendamos que lo hagas para que conozcas un poco más de la cultura maya a través de su arquitectura.

En esta ocasión te queremos compartir datos interesantes de sus construcciones que han maravillado a muchos visitantes.

– Casa del Venado –

Este edificio en gran parte deteriorado, recibió su nombre porque en su interior se halló una pintura de un venado que en la actualidad ya no existe. Probablemente por sus condiciones, el agua ingresó y borró el estuco de las paredes donde estaba la imagen.

Únicamente se preserva un cuarto completo y la entrada que está derrumbado. Encima de su techumbre se conservan vestigios de lo que pudo ser una crestería.  Cuenta con un estilo arquitectónico similar al Chichanchob.

– Chichanchob –

También conocido como la “Casa Colorada”, es uno de los edificios mejores conservados de Chichén Itzá. La probable traducción de español “Chichanchob” es “pequeños agujeros” por derivarse de los vocablos mayas “chichan” (pequeño, chico) y “ch’ob” (agujero, hueco), ya que esta construcción tiene pequeños orificios en su cresta. Otro motivo de su nomenclatura se debe a una franja pintada en color rojo en el vestíbulo.

Se ubica sobre de una plataforma rectangular de esquinas redondeadas. A través de una escalinata sin alfardas da acceso al templo superior de fachada lisa, rematado por dos cresterías, una frontal y otra en la parte central del techado. Su crestería frontal está decorada con grecas y mascarones de Chaac encima de las entradas. Su arquitectura se asemeja a la región Puuc.

– Casa de las Monjas –

Se caracteriza por su fachada principal orientada hacia el norte que consiste de 3 edificaciones: las Monjas, el Anexo del Este y al Anexo del Sureste, los cuales datan de distintas épocas constructivas.

Foto: Jay A Fregel

Las Monjas que mide 10 metros de alto se encontraba encima de un basamento actualmente invisible, con una escalinata central en el lado norte que llevaban al templo superior de fachada decorada al estilo Chenes. Cabe la posibilidad que este inmueble funcionó como sitio ceremonial y cívico durante el mandato de los sacerdotes.

Por su parte, el anexo este posee mascarones de Chaac en sus costados al igual que su fachada principal flanqueadas por un medallón central empotrado a la escultura estucada de un individuo decorada con grecas y plumas.

– La Iglesia –

En el costado izquierdo se localiza la iglesia, un edificio cuadrado anexado al de las Monjas que cuenta con pequeño juego de pelota. Por su número de cuartos en sus templos superiores, los exploradores creen que sirvieron como claustros sacerdotales. Probablemente en este sitio se veneraban a los dioses del agua y de la lluvia por las diversas representaciones de Chaac en su fachada.

En su techo hay una crestería que contiene un solo cuarto abovedado. Su fachada ostenta una ornamentación simétrica de mosaicos de piedra y una moldura de grecas en la parte de abajo flanqueados con nichos que aluden a los 4 bacabes o “sostenedores del cielo” representados como un armadillo, una tortuga, un cangrejo y un caracol.