Perteneciente a la Ruta Puuc, Uxmal fue fundada por los Tutul Xiúes en el siglo VII. Esta majestuosa zona arqueológica es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1996.

Entre los siglos IX y XII, “la tres veces construida” (por su traducción al español) estuvo poblada aproximadamente por 20,000 mayas quienes honorificaban a Chaac, dios del agua y de las lluvias, cuya imagen se aprecian en sus impresionantes construcciones que maravillan a los turistas. También se encuentran representaciones del dios Quetzalcóatl.

Te compartimos datos interesantes de los edificios de Uxmal que ha y siguen maravillando a miles de visitantes.

– El Palomar –

También conocido como Grupo Sur, al pie de la Gran Pirámide se localiza este cuadrángulo semidestruido. Cuando el explorador y escritor estadounidense John L. Stephens estaba visitando las zonas arqueológicas de Yucatán a mediados del siglo XIX, observó esta construcción y le asignó el nombre con la que hoy se le conoce porque su crestería le hizo recordar a un palomar.

En su libro “Incidentes de un viaje a Centroamérica, Chiapas y Yucatán” mencionó:

“Pasando sobre montones de ruinas, hay otro edificio que desde una gran distancia llamó nuestra atención por sus adornos claros y elegantes. Se llamaba la Casa de las Palomas, y a cierta distancia, más bien parecía un palomar que otra cosa”.

El Palomar está conformado de cuatro series de construcciones tipo “palacio” que rodean un patio rectangular. Se cree que esta edificación fue un conjunto residencial. Gran parte de su fachada ha desaparecido.

Su crestería se constituye de 9 secciones triangulares adornadas con nichos y bordes escalonados. En su remate hay una cornisa de 3 secciones horizontales, soportada por una fila de pilares distanciados cada uno a un metro de distancia entre sí.

– Grupo del Cementerio –

Igualmente recibe la nomenclatura del “Cuadrángulo del Cementerio” por la ubicación de 4 diminutas plataformas cuadrangulares de 80 cm de altura que conforman este conjunto, las cuales están deterioradas. Cuentan con grabados de huesos cruzados y calaveras en sus bajorrelieves. Por ese motivo, igual de le asignó el nombre de “Cementerio”.

En el lado sur emergen escombros de una pirámide trunca con un templo en la cúspide que permitía el ascenso a este sitio a través de una escalinata.

En el costado oeste destaca una pirámide mayor abovedada que soportaba 3 templos, de los cuales solamente permanece la construcción central. Por su parte, las edificaciones laterales que son de menores proporciones, casi han desaparecido.

El templo principal de esa plataforma cuenta con 3 entradas en el costado oriente y dos laterales, una en el sur y otra en el norte. Los accesos laterales estaban rellenados cuando se descubrieron, dejando entrever que probablemente el edificio sería una subestructura de otro mayor, obra que no se concretó.

– Casa de la Vieja –

Por su altura, este inmueble conocido como “Pirámide de la Vieja” se le consideraba como uno de los de mayor altura por estar conformado de un templo superior y dos torres, de la cual solo se preserva los restos de una en forma de crestería. Del templo solo quedan algunos vestigios de su basamento, que si se aprecia desde lejos parece un cerro.

Durante la visita de John L. Stephens a Uxmal, en esos entonces aún estaba una estatua de una mujer a la que se le identificó como Tlazoltéotl-toci, deidad náhuatl de la vegetación y la tierra. No obstante, los habitantes creían en realidad que se trataba de una vieja bruja, por lo que Stephens respetó sus creencias y bautizó así.

Con base en las leyendas mayas, el enano que nació de un huevo y que mandó a construir en una noche la Gran Pirámide del Adivino cuando ocupo el poder de la antigua urbe maya tras el deceso del antiguo gobernante, hizo la promesa de edificar varios monumentos, incluyendo la Casa de la Vieja en honor a su madre.