La batalla que se vivió en Yucatán entre la población maya del sur y oriente, y la blanca (criolla y mestiza) de 1847 a 1901 se debió a los malos tratos que recibían los indígenas por parte de los blancos al considerarlos inferiores, siendo los ciudadanos de tez blanca los que gozaban de beneficios. Por ese motivo y hartos de la división de clases sociales, los mayas se revelaron y lucharon para obtener su libertad y derechos, los cuales fueron arrebatados en su propio territorio.

Los jefes o considerados “rebeldes líderes indígenas”, mote que recibieron a cargo del gobierno centralista del país de Antonio López de Santa Anna, eran Jacinto Pat, Cecilio Chi y Manuel Antonio Ay. Lamentablemente, Manuel Antonio Ay fue fusilado en Valladolid cuando las autoridades encontraron una carta escrita por Cecilio Chi, misiva que contenía planes para dar inicio a la contienda.

Tras el asesinato de Ay, el ejército estatal se dirigió a Tepich en búsqueda de cómplices. Cuando llegaron, implementaron tácticas violentas al quemar viviendas e infligiendo daño a los habitantes al no encontrar aliados del difunto. Este acto atroz, aunado al fusilamiento de Manuel Antonio Ay, enfureció Cecilio Chi, ocasionando el surgimiento de la Guerra de Castas.

En esta ocasión te presentamos la historia de Cecilio Chi, el caudillo maya.

¿Quién fue Cecilio Chi?

Originario de Tepich (localidad situada en Quintana Roo, en los límites de Yucatán), Cecilio Chi vio la luz por primera vez en 1820. Se destacó por ser un líder indígena maya tras participar en la defensa de Campeche en 1842. En 1846 se convirtió en cacique de su lugar de nacimiento. De igual manera, tuvo participación en la revolución maya contra los criollos que tenía como fin que la población indígena fuera tratada con respecto e igualdad en su territorio, movimiento que coordinó junto a Jacinto Pat y Manuel Antonio Ay.

Sin embargo, Manuel Antonio Ay fue sentenciado a morir por la vía de la horca cuando el Juez Antonio Rajón encontró una carta oculta en su sombrero, la cual contenía estrategias y planes para dar inicio a la rebelión. El 26 de julio de 1847 se llevó a cabo la ejecución en el barrio de Santa Ana, en Valladolid.

Tras enterarse del lamentable suceso de su colega y enfurecido por la quema de viviendas en su pueblo perpetrada por las autoridades estatal para buscar más cómplices, propició el comienzo de la Guerra de Castas que duró 54 años.

Motivados por líderes mayas y evitar de que siguieran recibiendo maltratos por parte de los criollos y erradicar la división de las clases sociales muy marcadas, los guerreros mayas invadieron las zonas con presencia criolla como Valladolid y Chemax, refugiándose en el oriente de la Península.

Su deceso

Desgraciadamente, uno de sus seguidores quien fungía como su secretario lo asesinó el 13 de diciembre de 1848. Según la historia, se dice que su esposa ideó un plan junto con el seguidor de su esposo quien era su amante. Un día, se escondió detrás de la puerta de la residencia, sorprendiéndolo y propinándole un golpe en su cabeza con un hacha, ocasionándole la muerte.

Presa del remordimiento, la viuda se adentró en la selva donde más tarde fue encontrada colgada en un árbol.

A petición de los pobladores de Tepich, únicamente sus restos descansan en el cementerio de la Iglesia de la Santísima Cruz, debido a que lo consideran un caudillo heroico por la labor que realizó en vida, defendiendo los derechos de los mayas.

Estatua en su honor y presea que conmemora su memoria y a la etnia maya

En el parque principal de su tierra natal se localiza una estatua en su honor develada el 30 de julio de 1984. Asimismo, con información del blog “Mérida en la Historia” menciona que igual se encuentra una escultura instalada del caudillo maya en el Paseo de la Reforma en 1982.

A manera de homenaje, a partir del 2010 el Congreso de Quintana Roo otorga la medalla al mérito indígena maya “Cecilo Chi” a personas, instituciones de carácter público, privado, y a grupos distinguidos que contribuyen a la preservación de la identidad y patrimonio cultural de la etnia maya, al igual que la promoción y mejoramiento de las condiciones de vida en diferentes campos como social, político, económico, científico, etc.