Por Agustín Gonzaga

La gastronomía en Yucatán es una de las más variadas y ricas en condimentos de todo México, sus colores, sus sabores y sus olores cautivan a cualquiera que tenga la fortuna de comer algún platillo yucateco.

Vivir la experiencia de cocinar comida yucateca es algo que tienes que hacer al menos una vez en la vida, y para que sea realmente auténtica esa experiencia y ese sabor, tienes que visitar su mercado, es por eso que hoy te invito a darle una oportunidad a “Los sabores auténticos de Yucatán”.

Cuando se busca alimentos frescos o ingredientes para cocinar, lo primero que hacemos es ir al supermercado, en especial si es el famoso “martes y miércoles de frutas y verduras” porque ese día es más barato y más “fresco”. Preferimos ir este sitio ya que nos queda más cerca, es más limpio y más rápido, pero… ¿Realmente lo es?

Tenemos una idea muy errónea de un mercado, me atrevo a decir que muchos tienen hasta miedo de ir, sin embargo, tener la oportunidad de visitarlo y comprar es una experiencia donde te llevarás más de lo que crees. El mercado está lleno de una vibra diferente a la de cualquier súper, estar rodeado de lo auténtico que es su gente es algo indescriptible, las sonrisas en este lugar se pueden sentir aun cuando las personas usan cubrebocas.

Encontrar frutas y verduras más frescas que en el mercado sería imposible, pues cuenta con vendedores con más de 50 años trabajando para ofrecerte lo mejor de ellos para ti. Ahí no solo te llevas el producto, te llevas una parte de su esfuerzo, de su alegría, de sus experiencias.

Al consumir local no solo ayudas a quien le compras y a toda la cadena de productores que hay detrás, también te ayudas a ti mismo. Al comprar víveres más económicos, ayudas a tu economía. Al comprar alimentos más frescos, ayudas a tu salud.

Vale la pena intentarlo, salte un poco de tu zona de confort de acudir al supermercado, ¡Vive lo auténtico de Yucatán!

Te invito a que visites una vez a la semana al mercado local. Cumple con todas las normas sanitarias, anímate y dale una oportunidad a los sabores auténticos de Yucatán.

Fotografías: Agustín Gonzaga