Cada municipio de Yucatán tiene su propia iglesia colonial que te enamorará inmediatamente por su estilo arquitectónico, querrás que sean parte del escenario de tu selfie para posteriormente subirlo en tu perfil de Instagram y mostrar una pequeña parte de los lugares mágicos del Estado. En el interior de estos inmuebles históricos resguardan a los Santos Patronos, figuras veneradas por los lugareños en sus fiestas tradicionales por ser los defensores y protectores de los poblados.

Si tienes la oportunidad de ingresar a los templos aprecia su majestuosidad, te sentirás en paz durante tu recorrido. En esta ocasión, te presentamos a los Santos Patronos de Sanahcat, Sudzal, Tekal de Venegas, Tekantó y Tepakán.

– Virgen de la Asunción (Sanahcat) –

Construida en el siglo XVI y ubicada frente al parque principal, el Templo de la Virgen de la Asunción que tiene una espadaña resguarda a la patrona de Sanahcat. Como sucedió con una gran mayoría de las iglesias, ésta se construyó con antiguas piedras mayas que alguna vez pertenecieron a antiguos templos prehispánicos.

Su principal característica es su campanario y presbiterio que datan del silo XVI. Antiguamente, la nave que hoy se aprecia sostenía un techo de palma de dos aguas, hasta que posteriormente se sustituyó por una techumbre de concreto.

De acuerdo con el historiador y cronista español, Fray Diego López de Cogolludo, a partir del siglo XVIII comenzó a venerarse a la Virgen de la Asunción. En el mismo siglo se mandó a construir en su fachada el frontispicio y el campanario que fueron dañados tras el impacto del huracán Isidoro en 2002, pero se restauró.

– Virgen de la Asunción (Sudzal) –

Al igual que en Sanahcat, en Sudzal se honorifica a la misma protectora en la Iglesia de la Asunción edificada en el siglo XVI.

A pesar de ser un inmueble modesto por solo tener un arco en su entrada y un campanario en su costado, su color amarillo resalta su belleza arquitectónica.

– San Pedro Apóstol (Tekal de Venegas) –

Foto: José Iván Borges Castillo

En este poblado se localiza la Iglesia de San Pedro Apóstol, el hogar de su Santo Patrono protegido por murallas de piedras y enverjado. Para acceder al recinto católico es a través de una rampa de escaleras, mientras que enfrente del parque principal hay otra vía de acceso.

El recinto católico cuenta con una espadaña, aunque en su interior se aprecia un retablo verde con imágenes religiosas. De igual manera, aquí está la Virgen de la Candelaria que es muy venerada por los pobladores.

– San Agustín (Tekantó) –

Teniendo como protector a San Agustín, en este pueblo está ubicada la Parroquia construida en el siglo XVIII en honor a la figura antes mencionada. El complejo religioso poseer un reloj y una cruz en la parte de arriba.

Por estar pintada en amarillo, recuerda al Convento de Izamal. Asimismo, en Tekantó se venera al Santo Cristo de Citilcún (Jesucristo Negro) o mejor conocido como el “Cristo de la Exaltación”.

– San Antonio de Padua (Tepakán) –

En esta localidad se sitúa la Iglesia de San Antonio de Padua que tiene una espadaña y una ventana. Dicha edificación alberga al Patrón que es demasiado querido por los habitantes.