El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre una de esas representaciones podemos mencionar al Mol cuyo glifo significa “nube”, “agua” y “jaguar”. Con base en la astrología maya, las personas nacidas entre el 13 de diciembre y 1 de enero pertenecen a este símbolo zodiacal. De acuerdo con el calendario maya Haab, es el octavo mes de dicho sistema de tiempo cronológico.

La gente que nació con este horóscopo maya son espirituales, reflexivas y pensantes al estar asociados con el importantísimo recurso natural del planeta: el agua. A través de las lloviznas incrementan su energía. Igualmente, son resilientes al ser capaces de superar las situaciones complicadas que se le presentan por tener una conexión y el poder del jaguar, animal emblemático de la cultura maya.

Generalmente están al pendiente de cómo se sienten ante los cambios climatológicos porque sus energías están vinculadas con el clima, especialmente con las lluvias. Por su parte, al poseer el espíritu del jaguar que simboliza los secretos de los chamanes, son líderes natos. Gracias a estas cualidades naturales conectadas entre sí, avanzan hacia el sendero espiritual.

Suelen tomar decisiones importantes para no aferrarse en sus errores, ya que de cada lección que aprenden (ya sea una buena o mala experiencia) sacan el mejor provecho de sus vivencias, alegoría que puede compararse con no meterse en el mismo río en dos ocasiones porque la corriente del agua constantemente está cambiando. En pocas palabras, de sus experiencias malas lo transforman en algo bueno para su aprendizaje personal y mental. Los individuos que nacieron bajo el zodiaco mol son excelentes jefes celestiales.

Los Mol´s al ser intuitivos analizan y piensan frecuentemente, por lo que la investigación es una actividad que disfrutan realizar por adaptarse a las distintas circunstancias que para algunos les podría representar obstáculos, pero para ellos es un desafío que pueden vencer. De igual manera, ayuda a los demás si se encuentran en problemas.

En este mes los ancestros fabricaban figuras de madera de los dioses mayas, sin embargo, el mes chen era el ideal para dicha fabricación.