Del vocablo Ak’é que significa “el lugar de los bejucos”. Es una zona arqueológica maya precolombino que data del periodo clásico tardío (800-1000 d.C.) que está rodeado de 2 muros concéntricos, el primero de forma rectangular con un núcleo del sitio con una superficie de aproximadamente 4 kilómetros, y el segundo rodeado lo que fue la ciudad. La estructura que se destaca de este lugar es “El Palacio” conformado en su cima por columnas de piedra que reposan a la que se accede mediante una escalera amplia y de escalones estrechos, además de la explanada conocida como la “Gran Plaza”. En sus alrededores se pueden observar edificios donde residían los gobernantes. En las ruinas se encuentra un sacbé (camino blanco) que unía con el poblado de Izamal a 40 kilómetros de distancia.

  • ¿Cómo llegar?: Se localiza a 32 kilómetros al este-sureste de Mérida, ubicado en el municipio de Tixkokob. En automóvil, maneja por la salida del municipio de Tixkokob en la carretera 65, pero antes pasarás por los poblados de Tecoh y Tixpehual hasta llegar a Tixkokob, dirígete a la comisaria de Ekmul y agarra la calle principal hasta arribar al destino. El viaje dura aproximadamente una hora. En transporte público, toma el bus de la ruta Tixkokob-Ekmul en la terminal de autobuses del centro en la calle 65 x 48 o las combis sobre la calle 65 x 54. Posteriormente deberás abordar otro colectivo para ir a las Ruinas de Aké cuando llegues a Tixkokob o a Ekmul.
  • Horarios: De lunes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs y la entrada tiene un precio de $45 pesos.
  • Recomendaciones:
    • Utilizar ropa cómoda y calzado
    • Llevar bloqueador, lentes de sol y repelente de insectos
    • Ten a la mano botellas de agua
    • Cámara fotográfica cargada para tomar fotografías.

  • Conoce más: Explore la Hacienda San Lorenzo de Aké que perteneció al auge del oro verde, el henequén. Tour guiado $250 pesos por persona. Horario: lunes a sábado de 8:00 a 17:00 hrs Cerrado domingos.