• Convento de Acanceh

Acanceh significa “gemido del venado”, es un lugar de mucha importancia porque conserva monumentos antiguos que se mezclan con las edificaciones actuales que enriquecen el ambiente del poblado. En el lado oriente de la plaza principal está la parroquia de nuestra señora de la natividad, edificio colonial construido en el siglo XVI. Resalta por estar pintada de amarillo y por tener un reloj en la parte central que hasta hoy en día funciona. En el centro del parque en el poniente de la plaza, se encuentra una estatua de un venado, haciendo honor al nombre de Acanceh.

A un lado de la iglesia está el mercado donde podrás disfrutar de platillos de la región y de verduras y frutas, y en el otro costado se localiza una pirámide.

  • Convento de Tekit

Se asemeja a un museo por las imágenes en los nichos. A Tekit se le conoce como el “lugar del desparramiento” en la época prehispánica, pertenecía al cacicazgo de Maní de Tutul Xiú. En este municipio está la parroquia de San Antonio de Padua, templo repleto de estatuas de santos en todos sus nichos. Entre los atractivos es el ex convento construido en el siglo XVI y la capilla de San Cristóbal, además de que Tekit tiene vestigios arqueológicos de la cultura maya en Chumulá.

Del 8 a al 13 de junio se realiza la fiesta en honor a San Antonio Padua, santo patrono del pueblo.

  • Convento de Mama

Tiene con orgullo un campanario y atrio cerrado. Su significado es “No, No” aunque algunos pobladores no suelen emplear la palabra “mama”, sin acento en lugar de madre o mamá. Durante la época prehispánica perteneció al cacicazgo de Tutul Xiú.  Mama tiene su iglesia principal con un legado histórico, ya que se presume que el templo se construyó a finales del siglo XVII, cuya patrona es Nuestra Señora de la Asunción. Su hermosa portada está hecha con bloques de cantera colocados sobre la fachada de mampostería. La superficie de Mama se considera como llanura de barrera con piso escarpado, alto, sementado y rocoso

Del 4 al 15 de agosto se lleva a cabo la fiesta en honor a la virgen de la Asunción con bailes y vaquerías.

 

  • Convento de Chumayel

De origen del Chilam Balam, libro sagrado de los mayas. Chumayel al español significa el “lugar donde el calabazo no arde”. La iglesia Inmaculada de la Concepción se edificó en el siglo XVI y es el claro ejemplo de la arquitectura religiosa medieval. El principal atractivo es el Cristo Negro de madera en el interior del templo.

Del 28 de abril al 3 de mayo se celebra la fiesta en honor del Santo Cristo de la Transfiguración.

  • Convento de Teabo

Su significado al español de Teabo es “tu aliento”. Este municipio tiene 2 edificios sagrados, la iglesia y el ex convento de San Pedro y San Pablo, construidos en el siglo XVII. El convento posee un escudo franciscano en la frente y altar pequeño de barroco. También hay 2 capillas, una en la cabecera construida en el siglo XVIII en honor a San Esteban y otras construidas en el siglo XVII.

Entre las fiestas de Teabo son a la Santa Cruz del 28 al 3 de mayo, la de San Pedro y San Pablo el 27 de julio y a la virgen de Guadalupe del 8 al 12 de diciembre.

  • Convento de Eknakán

Su traducción al español es “la casa negra de la culebra”. Es una ex hacienda henequenera perteneciente al municipio de Cuzamá, fundada en el siglo XVIII como estación ganadera de la jurisdicción de Homún. La iglesia de la soledad es de estilo gótico alemán que data de principios del siglo XX. El convento responde a la fiebre neogótica del siglo XIX y XX que se vivía en Europa y que llegó a muchas partes del mundo. En aquella época, Yucatán era una potencia económica.

 

  • Convento de Maní

En este municipio (lugar donde todo pasó al español) Fray Diego de Landa ordenó a quemar y a destruir documentos y estatutos mayas durante el movimiento Franciscano para convertir a los indígenas al cristianismo. Después se arrepintió de lo que hizo e intento rescatar parte de los escritos, pero el daño ya estaba hecho, por lo cual se dedicó al estudio de la cultura maya y de esta manera pudiera rescatar una parte de la historia de los mayas al escribir el “Relación de las Cosas de Yucatán”. En Maní está localizada el templo de San Miguel Arcángel, edificada en 1549. Su fachada es elegante, flaqueada por campanarios, en época funcionó como hospital y escuela evangelizadora.

Del 15 al 24 de agosto los habitantes organizan la fiesta en honor a la Asunción de la Virgen y el 2 de febrero celebran a la Virgen de la Candelaria.

  •  Convento de Oxkutzcab

“El lugar del ramón(óox), tabaco (k´utz) y miel (cab)”, fue fundado por el grupo maya Xiú luego de abandonar el municipio de Maní. El templo de San Francisco de Asís se comenzó a construir en 1581 y se terminó en 1699, según con la fecha marcada en su fachada. En el interior de la iglesia está un altar construido con columnas en espiral y nichos con esculturas. A este poblado se le conoce como “el huerto de Yucatán” por su cosecha de verduras y frutas como el aguacate, el zapote, ciruelas, huayas, zaramullo, mango, papaya y mamey.

  • Convento de Muna

El lugar de agua suave o tierna, derivado de las palabras “Mun” (tierno, sueva) y “á” o “há” (agua). En este pueblo está el templo de Nuestra Señora de la Asunción construida a finales del siglo XVI e inicios del siglo XVII. Su fachada es austera, de muros lisos y rematada por un frontón ondulado, terminando en una cruz y flanqueada por dos espadañas se 6 claros cada una.

Del 12 al 15 de agosto se realiza la fiesta en honor a la Virgen de la Asunción.

 

  • Convento de Umán

En Umán se localiza la parroquia de San Francisco de Asís (iglesia que se llama igual a la de Oxkutzcab), que fue un convento español del siglo XVI. De enormes proporciones y con una entrada de piedra conformada por 3 arcos ovales y columnas cuadradas dispuestas en pares. La torre del campanario por desgracia nunca fue finalizada. Es de los templos más monumentales de la región por sus dimensiones y por la altura de sus muros. El ex convento está al lado derecho del templo, aunque hoy sólo conserva una parte de su fachada y restos de una capilla.

Del 13 al 15 de septiembre se realizan fiestas en honor al santo Cristo del amor con gremios, feria y un carnaval.

  • Convento de Ticul

La parroquia de San Antonio Padua (llamada igual al de Tekit) se mandó a construir como el resultado de las búsquedas emprendidas por Fray Diego de Landa para evangelizar a los nativos mayas. Cuando encontraba un asentamiento, construía una pequeña iglesia. En 1591 comenzaron las labores de construcción del convento y finalizaron el 26 de marzo de 1624. Entre 1639 y 1640, el guardián del convento, Fray Juan Gutiérrez, puso los cimientos de la nueva iglesia y logró integrar el convento y complementándolo con el huerto y atrio. En la entrada hay 2 juegos de columnas de cantería las cuales cada una sostiene las figuras de San Antonio de Padua.

Del 23 al 25 de septiembre son las fiestas en honor de San Román, y la última semana del mismo mes hasta el 7 de octubre es dedicada al cristo de las ampollas.