El sistema escrito de los mayas está conformado por cientos de símbolos y glifos, cada uno tiene su respectivo significado. Entre una de esas representaciones podemos mencionar al Tzec (zec, sec, sek) cuyo glifo significa “muerte”, mientras que por su parte su simbolismo es “tierra” y “cielo”.  Con base en la astrología maya, las personas nacidas entre el 14 de octubre y 2 de noviembre pertenecen a este símbolo zodiacal. De acuerdo con el calendario maya Haab, es el quinto mes de dicho sistema de tiempo cronológico.

La gente que nació con este horóscopo son inteligentes, prácticas y más perceptivas ante ciertas situaciones al tener la capacidad de hallar soluciones y respuestas eficazmente, mientras que otros no podrían ver claramente. Por este motivo, son excelentes consejeros al explicar correctamente lo que está ocurriendo al poseer equilibrio intelectual. Sin embargo, sus consejos deben ser solicitados por aquellos individuos que en verdad lo quieran, porque en oídos equivocados pueden aterrorizarlos. Es importante que primero les pregunten acerca de su problemática para que emitan una opinión complementada con un consejo.

Cuentan con una fuerte conexión con la tierra y el cielo, permitiéndoles conectarse con los reinos supremos, planetas y constelaciones, y a su vez producir un gran misterio por las actividades astronómicas. Debido a esto, generalmente sienten intriga por la astrología y por sus diversos modos de espiritualidad, tendiendo en apoyarse en aquellas áreas de la vida que les pueda ayudar a transmitir su sapiencia hacia los demás. Igualmente, este signo del zodiaco maya está relacionado con el aire y viento, elementos que mueven las energías mentales y que tienen practicidad.

Mentalmente son fuertes, por lo que son disciplinados. Constantemente se sienten motivados de manera intrínseca, provocando que no tengan problemas en realizar un proyecto desde su concepción hasta el final.

Además, tienen la habilidad de interpretar y comprender lo evidente de algo para explicárselo a alguien para inculcarles una visión más profunda que les permita reflexionar sobre sí mismos. Al ser prácticos e involucrarse emocionalmente en una situación, tratarán de llevar a un cabo un plan eficiente para comportarse adecuadamente acorde a las circunstancias y cuando sea necesario.

Durante este mes, los ancestros realizaban celebraciones dedicadas a los apicultores y a las deidades de la tierra y el cielo.